Noticia

Paralizan la producción del Saab 9-3 por causas económicas

Paralizan la producción del Saab 9-3 por causas económicas

Rebeca Álvarez

21/05/2014 - 13:50

National Electric Vehicles (NEVS) ha paralizado la producción del Saab 9-3 durante cuatro semanas por problemas económicos. Además, también reducirá el número de consultores. La marca sueca había reanudado el pasado otoño la producción en serie con esta berlina.

El fabricante de vehículos sueco Saab Automobile ha paralizado la producción de Saab 9-3 por problemas económicos. Permanecerá sin actividad durante cuatro semanas y, además, reducirá el número de consultores, según ha anunciado su propietario, el consorcio eléctrico chino-sueco National Electric Vehicles (NEVS).

Saab Automobile había reanudado la fabricación del Saab 9-3 en otoño, cuyos primeros modelos salieron a la venta en el mercado sueco en abril, dos años después de que NEVS cerrara un acuerdo con los administradores judiciales del fabricante. Aunque según apuntan desde Autoblog, el consorcio estaba produciendo solo seis modelos al día.

El problema económico de Saab Automobile viene del incumplimiento de las condiciones contractuales de financiación por parte de la china Qingbo, que posee el 22% de las acciones de NEVS. Por esta causa, National Modern Energy Holdings (NME), el accionista mayoritario, ha tenido que asumir toda la carga. 

Ahora, NEVS ha asegurado haber firmado un acuerdo de intenciones con un fabricante automovilístico para vender parte de la compañía y estar negociando con otro para asegurar la financiación a largo plazo. De momento no hay nada seguro, por lo que Saab planea recurrir a créditos a corto plazo que cubran las necesidades y obligaciones que tienen en el futuro más cercano. Saab había anunciado que volvería a vender coches en España después de verano.

La historia de la compañía ha estado marcada por problemas de liquidez desde 2009, año en el que tuvo que suspender pagos y estuvo incluso bajo control judicial. Por aquel entonces, y a pesar de varias inyecciones de capital, la propietaria, General Motors, intentó desmantelarla. 

Apareció entonces Spyker Cars, que tampoco pudo hacer nada al respecto y acabó presentando la solicitud de quiebra, lo que dio lugar a un nuevo proceso judicial que terminó en la venta de Saab a NEVS.

Fuente: Agencia EFE.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches