Skip to main content

Noticia

Motor

El país de Europa que cobra un 60% más cara la gasolina a los extranjeros

Precio de la gasolina en las gasolineras Costco de España

Con el precio de los carburantes en escalada imparable todos los Gobiernos buscan medidas para tratar de hacer más llevadera la situación a los suyos. Hay un país en Europa que ha tomado una drástica decisión: cobrar un 60% más cara la gasolina a los extranjeros. ¿Sabes cuál es?

Hasta hace unas semanas España podía presumir de ser uno de los países con los carburantes más baratos de toda la Unión Europea (UE); pero con el litro gasolina por encima de los 2,2 euros/litro y previsiones que apuntan a que llegaremos a pagar tres euros la situación ha cambiado.

 

El país que cobra un 60% más cara la gasolina a los extranjeros

No vamos a estirar el misterio. El país europeo que cobra un 60% más cara la gasolina a los extranjeros es Hungría

El Gobierno húngaro ha decidido subvencionar una parte del precio de los carburantes para así aliviar un poco la dura situación económica (el país sufre la inflación más alta registrada en los últimos 25 años), pero con una condición: el descuento será solo para los coches que luzcan matrícula nacional.

Gasolinera diésel a un euro el litro

Según recoge la web de noticias ABC News, las gasolineras húngaras imponen un doble sistema de cobro, de tal manera que tienen que respetar el máximo de 480 florines (1,25 dólares por litro) impuesto por el Gobierno cuando el que reposta es un conductor húngaro; mientras que los vehículos con matrícula extranjera pueden llegar apagar hasta un 60% más.

Desde la UE no ven con buenos ojos está discriminación en el precio de los carburantes en función de la matrícula, por lo que piden al país que que elimine el requisito hasta que pueda determinar si cumple con las reglas del bloque o enfrentar acciones legales, calificándolo de “discriminatorio”.

El precio más bajo de Europa

El Gobierno húngaro impuso un máximo al precio de los carburantes el pasado mes de noviembre. Esto hizo que el suyo fuera el mercado con las tarifas más bajas de toda la UE. La consecuencia: un notable incremento del número de turistas que cruzaban la frontera para llenar el depósito.

Esto que los expertos han denominado "turismo de combustible" ha provocado cierta escasez en algunas estaciones de servicio; es por eso que el Gobierno ha decidido que los turistas no disfruten de la subvención para así reducir el consumo.

Etiquetas:

gasolina

Y además