Skip to main content

Noticia

Pagani Zonda Revolucion, una auténtica sinfonía para nuestros oídos

Pagani Zonda Revolucion

El Pagani Zonda Revolucion protagoniza un impresionante vídeo en el circuito de Imola en el que su motor V12 nos recuerda que el sonido de un hypercar es una de las cosas que le distingue del resto de vehículos. Una sinfonía espectacular para nuestros oídos.

En una época donde los coches eléctricos e híbridos toman cada vez más protagonismo, siempre es bueno ver vídeos como el que hoy te vamos a ofrecer. El protagonista es uno de los hypercar más deseados de todo el mundo, el Pagani Zonda Revolucion, y su autor, Marchettino, ha captado perfectamente la pasión que es capaz de provocar el V12 que lo impulsa. Hablamos, claro está, de su sonido. Aquí tienes la filmación, que te recomendamos que veas con los altavoces a toda potencia.

Espectacular, ¿verdad? De hecho, entre el sonido del coche y que rueda en el mítico circuito de Imola, si cerramos los ojos parece incluso que estamos 'viendo' un Gran Premio de Fórmula 1 de los de hace años, cuando los motores con doce cilindros en V estaban permitidos. Sí, parezco un 'abuelo cebolleta' hablando de cosas que no suceden desde 1995... ¡pero qué época aquella!

No te pierdas: Pagani Zonda Revolucion, ¿el último adiós?

Volviendo al Pagani Zonda Revolucion, no nos cansaremos de recordar lo que incluye. El mencionado V12 que equipa bajo su piel tiene una cilindrada de 6 litros, y es capaz de desarrollar una potencia de 800 CV y un par máximo de 739 Nm. Son 50 CV más que el Pagani Zonda R, con el que todos los que esteis leyendo esto seguro que os conformaríais. Además equipa un caja de cambios secuencial de seis velocidades que es capaz de engranar marchas en tan solo 20 milisegundos. De hecho, es la transición entre las diferentes marchas otra de las partes que más merece la pena del vídeo.

¿Qué otras cosas hacen de este Pagani Zonda merecedor de pagar una factura de 2,2 millones de euros por él? Por ejemplo, que es el resultado de uno de los estudios aerodinámicos más profundos que jamás hayamos conocido. Cuenta con un sistema DRS -Drag Reduction System- en su alerón trasero, que tiene dos maneras de funcionamiento que pueden ser activadas por el conductor en cualquier momento. En una de ellas es el piloto el que activa este elemento de forma manual con solo pulsar un botón situado en el volante, mientras que la otra, que se activa pulsando el mismo botón durante un par de segundos, dejará en manos de la electrónica su buen hacer.

Lecturas recomendadas

Y además