Skip to main content

Noticia

Operarios borrachos y drogados la lían en la fábrica de BMW

Operarios borrachos y drogados la lían en la fábrica de BMW

Desastre total en la fábrica de Múnich de BMW: un exceso de drogas de dos operarios de la cadena de montaje habría causado un daño de un millón de euros, según el diario Bild.

Los dos trabajadores, totalmente colocados de alcohol y otras sustancias, cubrían el turno de tarde/noche del 3 de marzo en la sección de producción de los tubos de escape de la planta de BMW en Múnich. Pero no aguantaron hasta el fin de jornada, tal y como informa el diario Bild, y sufrieron sendos desmayos.

Sus colegas llamaron al médico de urgencias y, por culpa de este hecho, tuvieron que detener la cadena de montaje: según las informaciones del diario Bild, las bandas estuvieron paradas cerca de 40 minutos. La agencia dpa aporta un dato de un portavoz de la marca: "Ha supuesto pérdidas que llegan a una suma de cinco cifras". Bild ha indagado un poco más y, según el diario, la catástrofe está en torno al millón de euros. AUTOBILD se ha puesto en contacto con BMW España, y un portavoz oficial ha declarado que no tienen "más que añadir".

Una "fiesta" improvisada

Los dos empleados, polacos, habrían ingerido diversas sustancias. Según los análisis posteriores, uno de ellos, cuando se encontraba frente a la cadena de montaje, tenía una concentración de alcohol brutal en sangre. El otro, un elevado nivel de anfetaminas. Por si fuera poco, durante la pausa de descanso compartieron un porro, que incluía una mezcla de hierbas sintéticas. Fue una "pausa para el cigarrito" letal, como define el diario Bild. Poco antes de terminar su turno, ambos de desmayaron, y acudió una ambulancia para llevarlos a urgencias.

La empresa, desde Alemania, ha confirmado el suceso oficialmente al diario Bild, pero no ha querido pronunciarse sobre la información. Sí aseguran que es la primera vez que sucede algo así en una de sus fábricas. Sin duda, parar una cadena de montaje por culpa de las drogas y el alcohol, es algo inaudito. El desenlace es obvio: uno de los empleados ya ha sido despedido, y el otro, trasladado. 

(Nota: la foto es de archivo, y los operarios que en ella salen no se corresponden con los protagonistas de los hechos)

Lecturas recomendadas