Skip to main content

Noticia

Tecnología

OGAS, la Internet soviética que nunca llegó a ver la luz

OGAS, la Internet soviética que nunca llegó a ver la luz

OGAS es la Internet soviética que nunca llegó a ver la luz. Tras muchos intentos, este proyecto no llegó a funcionar, y no por falta de ganas de su creador. El Partido Comunista de la Unión Soviética lo vio como una importante amenaza. Su creador, Viktor Glushkov, falleció en 1982.

No te pierdas: ¿Adiós al Internet libre en Europa?

La Internet soviética que nunca llegó a ver la luz se denomina OGAS. Su creador, Viktor Glushkov, fue uno de los fundadores de la cibernética y quién apostó por este proyecto. ¿Su objetivo? Establecer la conexión en toda la Unión Soviética en 1959. ¡La tarea no iba a ser fácil! A principios de 1960, Glushkov comenzó a trabajar en esta red. ¿El primer paso que debía dar? Recolectar todos los datos posible. Unos diez años más tarde, el proyecto estaba preparado. ¿Qué ocurrió?

El Internet soviético que no funcionó

El Partido Comunista se opuso a este grandísimo avance. ¿Vería el gobierno amenazado su poder? Posiblemente sí. El creador no se rindió y siguió trabajando en este proyecto durante doce años más. Con el paso de los años, se fueron desarrollando pequeñísimas redes locales que conectaban algunas ciudades

Vídeo: El brutal todoterreno ruso mitad camión, mitad tanque anfibio

La preocupación por los costes de OGAS empezó a incrementar y, posiblemente, este fuera uno de los principales motivos por los que esta red soviética no llegó a funcionar. Aunque su potencial era enorme, el cable que se tenía que utilizar era de metal muy sólido y muy pesado. Ben Peters, investigador de la Universidad de Tulsa, ha asegurado que "sonaba realmente emocionante. Permitiría alcanzar un alto grado de eficiencia con menos personas dedicadas a hacer cálculos rutinarios, y con mayor precisión".

Años más tarde, durante el mandato de Mijaíl Gorbachov podría haber sido el momento de OGAS. Su creador,Glushchov falleció en 1982.

Fuente: BBC

Lecturas recomendadas