Skip to main content

Noticia

No habrá multas por no traducir las señales al catalán

No habrá multas por no traducir las señales al catalán

Finalmente no habrá multas por no traducir las señales de tráfico al catalán. De acuerdo con la respuesta dada por Felip Puig a la diputada de Ciudadanos Inés Arrimadas, el Gobierno catalán anulará todas las sanciones lingüísticas anteriores a 2010.

No habrá multas por no traducir las señales al catalán. Lo sabemos por la respuesta que el consejero de Empresa y Ocupación, Felip Puig, ha dado a una pregunta formulada por la diputada de Ciudadanos Inés Arrimadas durante una sesión de control al Gobierno en el Parlamento catalán.

"¿Seguirán ustedes multando a los que pongan manzana en lugar de poma?", fue la tajante pregunta de Arrimadas con respecto a las sanciones ligüísticas. 

En Cataluña todos los coches oficiales serán eléctricos

Desde Ciudadanos recuerdan que el Tribunal Constitucional anuló el artículo 30 del Código de Consumo "porque era arbitrario e ilegal, ya que lo que hacía era imponer una situación lingüística". "Eso es un atropello a la libertad de expresión, fomenta las denuncias entre ciudadanos y es un ataque a la democracia", argumentó la diputada.

La respuesta del consejero de Empresa y Ocupación comenzó acusando a la diputada de hacer una interpretación bastante personal y aclarando que "la sentencia no pone en cuestión la norma, sino que dice que no se pueden poner multas porque el Código de Consumo no especificaba suficientemente las sanciones como leves, graces o muy graves".

La respuesta definitiva a la pregunta de si habrá multas por no traducir las señales de tráfico al catalán llegó con estas palabras: "hemos dado instrucciones para que se allanen todas las demandas hasta la fecha y se retiren todos los procedimientos sancionadores".

Hace un par de años, la plataforma antiindependentista Convivencia Cívica Catalana pidió que las señales de tráfico en Cataluña fueran bilingües. Pusieron entonces en marcha una campaña en la que aseguraban que, legalmente, todos los territorios con dos lenguas oficiales deben tener señales bilingües, sin embargo calcula que, en Cataluña, "sólo el 6% de la señalización viaria" cumple esta norma. 

Lecturas recomendadas