Skip to main content

Noticia

No era su intención, pero grabó su propio accidente

No era su intención, pero grabó su propio accidente

Aunque sus planes eran muy distintos, este chico terminó grabando su propio accidente. El quería sumarse a la moda de los que se graban cantando mientras conducen, pero lo que quedó inmortalizado fue cómo su coche se estrellaba contra una señal. El frustrado cantante se llevó un buen susto pero como él mismo comprobó no se hizo ni un rasguño.

Prueba de que las cosas no siempre salen como uno quieren es este chico que terminó grabando su propio accidente cuando su intención era otra bien diferente.

Graba su propio accidente a 200 km/h

Cuando se montó en el coche y activó la dash cam, lo hizo pensando en sumarse a la moda de los muchos youtubers que se graban cantando una canción mientras conducen (algo que tiene su punto si quien canta es un actor o personaje conocido, pero sino...). Pero lo que él creía iuba a ser uno de los vídeos con más visitas en Youtube por su voz, terminó siendo la inmortalización de su propio accidente.

El chaval lo da todo cantando pero deja poca concentración para la conducción y, al final, pasa lo que tiene que pasar: que las distracciones se pagan y el coche termina chocando contra una señal de tráfico.

El protagonista del vídeo se llama Travis Carpenter y en el momento del impacto circulaba a 110 km/h. A pesar del susto (del que deja buena cuenta la cara que se le queda cuando consigue recuperar el control del vehículo), Travis no sufrió daño alguno, algo que él mismo comprobó tocando todas las partes de su cuerpo. 

Dicen que él mismo contó que cuando hace viajes largos acostumbrarse a grabarse para así corregir su forma de cantar. Dice también que si perdió el control del coche fue por culpa de la lluvia y que, afortunadamente, ni él ni el coche sufrieron daños y pudo continuar la marcha.

Travis no es el único conductor que se graba cantando y termina sufriendo un accidente; recordamos un caso en el que eran cuatro los que iban en el coche y se les reventó una rueda y, aunque no sufrieron ningún percance no podemos olvidar a los tres policías que se emocionaron cantando 'El Rey León'.

Lecturas recomendadas