Skip to main content

Noticia

Un Nissan GT-R con 2.000 CV de potencia se desboca a 200 km/h

Nissan GT-R

Ni siquiera el eficaz sistema de tracción a las cuatro ruedas del modelo de Nissan es capaz de aguantar el envite de los 2.000 CV que produce el motor de este Nissan GT-R modificado para carreras de aceleración.

Imagina el susto que se tuvo que llevar el conductor de este Nissan GT-R con 2.000 CV de potencia cuando el coche se desbocó a unos 200 km/h. Por fortuna, en este caso ni el piloto ni el modelo de Nissan sufrieron daños de consideración, pero es una prueba más de que llegados a ciertos niveles de potencia la cosa se puede complicar en un abrir y cerrar de ojos, incluso en línea recta.

Porque si el Nissan GT-R ya es extremadamente rápido en su configuración de serie, piensa cómo tiene que acelerar esta unidad modificada con un motor que prácticamente multiplica la potencia por cuatro con respecto a la cifra original. Es tal su rendimiento que ni siquiera el eficaz sistema de tracción a las cuatro ruedas del GT-R es capaz de transmitir al asfalto esos 2.000 CV sin que se produzcan pérdidas de agarre salvajes que pueden acabar en escenas como esta salida de pista a 200 km/h.

Pero lo más sorprendente en este caso es que tras el incidente el conductor volvió a ponerse al volante del Nissan GT-R de 2.000 CV para intentar hacer un buen papel en la competición de aceleración en la que estaba participando. Y logró su objetivo, pues a pesar de los ligeros daños que sufrió el modelo, consiguió marcar el mejor registro de la jornada, tal y como informa el autor del vídeo.

Lecturas recomendadas