Skip to main content

Noticia

Tecnología

Multa a Google por captar datos personales de los coches

Google Street View te lleva al Pagani Modenese Atelier

La compañía dice que ya lo subsanado, pero de pagar los 300.000 euros no le salva nadie

La Agencia Española de Protección de Datos ha multado a Google por captar datos personales de los coches a través de sus redes Wi-Fi. La sustracción de datos se produjo entre 2008 y 2010 y aunque la compañía dice que ha subsanado el error, no se libra de pagar los 300.000 euros de castigo.

La denuncia de la agencia de datos establece que, entre 2008 y 2010, la compañía recogió datos personales de las redes Wi-Fi abiertas de los coches sin consentimiento de los titulares. ¿Cómo? Fácil, mientras los coches del servicio Street View circulaban recogiendo datos de las calles también anotaban direcciones IP y de correo electrónico, contraseñas... de los vehículos que pasaban a su lado y no tenían cifrado el acceso a Internet. Eso sí, no hay pruebas de que el gigante informático hiciera uso de los datos.

Desde Google no niegan la acusación. Dicen que se produjo por un error en sus sistemas, pero que en el momento en que tuvieron conocimiento de lo que estaba sucediendo procedieron a subsanarlo.

Aún así, la agencia de protección de datos españolas considera que el acto cometido es un "infracción grave". La investigación se inició en 2010 y quedó paralizada porque en ese momento Google estaba inmerso en otro proceso judicial.

Para calcular el importe de la sanción, la agencia ha tenido en cuenta el carácter continuado de la sanción (entre mayo de 2008 y mayo de 2010), el volumen masivo de datos personales recogidos y la vinculación de la actividad de Google con la realización de tratamientos de datos de carácter personal y el volumen de negocio o actividad de la compañía, entre otros factores. Resultado de todas estas cuentas: 300.000 euros.

¿Sabías que Google también tiene un coche volador? Lo tienes en el vídeo

Google ha dicho que pagará la multa. "En Google trabajamos concienzudamente para cumplir con las políticas relacionadas con la privacidad", han apuntado fuentes de la empresa a Europa Press. "En este caso, y remontándonos al año 2010, ya dijimos públicamente que nos equivocamos e, inmediatamente, informamos del error a la Agencia Española de Protección de Datos y solucionamos el problema que afectaba a nuestros sistemas", han recordado.

Fuente: El País

Lecturas recomendadas