Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Este motor nació para durar 200 años

Motor indestructible

Se trata del corazón de un modelo emblemático, adorado por los 'petrolhead', que aún trabaja como taxi en algunos países.

Este motor nació para durar 200 años, y lo hizo pensando por y para un modelo emblemático: el Mercedes-Benz W123. No en balde Mercedes suele es un clásico en las listas de fiabilidad; y el Mercedes W123 es un ejemplo de ello (un modelo nacido en 1975 y del cual no es raro ver aún unidades rodando, e incluso ejerciendo de taxi en algún que otro país; por ejemplo, en Esauira, una ciudad portuaria y turística situada en la costa atlántica de Marruecos).

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

Como señalaba  Mercedes W123 nació en 1975. El que sería el predecesor del actual Mercedes Clase E, el W123 llegaba para suceder al Mercedes W114/W115. La llegada del Mercedes W123 supuso un revulsivo para la seguridad al volante; tanto activa como pasiva. Y es que los avances que incorporó este modelo eran completamente novedosos. A esta tecnología se le unió el uso de una mecánica que ha hecho historia, especialmente en la versión que aquí nos ocupa: el 240D.

VÍDEO: El Aston Martin Valkyrie llevará un V12 de... ¡1.000 CV!

Mercedes 240D

La versión 240D del Mercedes W123 es famosa por su extraordinaria fiabilidad. Contaba con un motor diésel de cuatro cilindros y 2,4 litros capaz de generar 75 CV. Este bloque era muy fácil de mantener; además, la disponibilidad de sus piezas era buena, y estas eran muy duraderas, con lo que ell resultado ha sido un motor muy, muy fiable y longevo.

No te pierdas: Siete coches que son eternos

Y buena muestra de ello son, como indicábamos al inicio de este artículo, los taxis Mercedes 240D que se pueden ver por países como Marruecos.

Fuente: Top Gear

Lecturas recomendadas

Y además

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan