Skip to main content

Noticia

F1

Montezemolo quiere una Ferrari más ágil, ¿rodarán cabezas?

Bianchi podría haber sustituido a Raikkonen en Ferrari
El presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, ha estado hablando con el nuevo director de la Scuderia, Luca Mattiacci, para reestructurar la organización del equipo y agilizar la toma de decisiones.

La primera parte de la temporada, lejos de Europa, que no ha
sido fácil para la Scuderia Ferrari. Las semanas
que siguieron al Gran Premio de Baréin han traído varios cambios,
la dimisión de
Stefano Domenicali
y el nombramiento en el cargo de director de
la Scuderia de Marco Mattiacci. En lo deportivo,
el equipo italinao consiguió el primer podio en China, lo que ha
supuesto un gran incentivo para continuar mejorando.

A menos de tres semanas de próximo GP de España, la actividad en Maranello es
frenética. El presidente Luca di Montezemolo se ha
reunido con Mattiacci y su equipo y han llegado a la conclusión de
que hay que agilizar el funcionamiento de la escudería de Fórmula 1.
 Quieren que los procesos de toma de decisiones sean más
inmediatos, con el fin de optimizar el trabajo en tiempo real y el
camino de desarrollo dirigido por los técnicos de
Maranello. 

El presidente Montezemolo se ha involucrado
personalmente en las actividades diarias y ha hecho un llamamiento
para una revisión inmediata con la que agilizar los procedimientos
internos, la eliminación de los pasos intermedios y los trámites
con el fin de garantizar una mayor flexibilidad y unos procesos de
toma de decisiones más eficaces. Paralelamente, se está llevando a
cabo una simplificación de la organización, con una reducción en el
número de consultores y refuerzos en áreas clave en el desarrollo
del F14 T. Además de esto, también se solicitó un mayor apoyo a los
proveedores en un intento de reducir la los tiempos de respuesta a
peticiones que llegan desde Maranello, limitando la espera para
cada componente individual, tanto en el caso de un prototipo en el
de un elemento de eficacia probada. 

El objetivo es tener una Scuderia Ferrari aún más ágil, lista para
aprovechar al máximo las instrucciones que los pilotos podrán
ofrecer durante las simulaciones de carrera pero, sobre todo, cada
vez que salgan a pista.

Y además