Skip to main content

Noticia

Motor

Este Mercury Cougar Restomod tiene el motor de un Mustang y la transmisión del F-150 Raptor

Mercury Cougar Restomod

De Ringbrothers

Cada vez son más las reinterpretaciones de modelos clásicos adaptados al siglo XXI, como este Mercury Cougar Restomod de Ringbrothers, el clásico americano de 1968, equipado ahora con el motor de un Mustang y la transmisión del F-150 Raptor. Un cóctel muy interesante. 

El preparador norteamericano, con sede en Wisconsin, ha rescatado este clásico del ‘muscle car’ que, con tota seguridad, gustará a los entusiastas de los deportivos americanos. 

5 frikadas del Ford Mustang que muy pocos conocen

Conviene recordar que el Cougar fue el modelo más exitoso de Mercury, la división de Ford, con casi tres millones de unidades producidas a lo largo de sus ocho generaciones. Aquella versión de 1968 estaba construida sobre el chasis del Ford Mustang de la época. 

Ahora, esta unión entre el Cougar y el Mustang ha vuelto, aunque en clave más actual. Porque este Mercury monta el bloque V8 del actual Mustang. Aunque no es lo único que tiene de un modelo actual de la marca. 

El Mercury Cougar Restomod de Ringbrothers

Bajo el capó, monta un bloque V8 Coyote procedente del Mustang, un motor atmosférico de 5.0 litros que entrega 460 CV y 529 Nm de par. Pero, si esperabas una transmisión antigua de cuatro velocidades, te equivocas. 

El motor se asocia a una caja de cambios automática de diez relaciones de tipo convertidor de par, que hereda del Ford F-150 Raptor. La transmisión envía todo el par a las ruedas traseras. 

El coche está equipado, además, con un sistema de escape de alto rendimiento Flowmaster, una suspensión optimizada DSE y frenos con discos perforados de gran tamaño en las cuatro ruedas, con pinzas de color rojo.

Todo el encanto del Cougar del 68

Mercury Cougar Restomod
El interior respeta el salpicadero y la instrumentación del modelo original

En el plano estético, el coche luce una preciosa pintura verde oscura, unos paragolpes cromados completamente nuevos y la clásica parrilla frontal ha sido rediseñada. Las llantas están forjadas y tiene también un juego de tres piezas HRE Serie C1 con acabado en cobre, así como el emblema ‘5.0’ en las aletas delanteras. 

Dentro, Ringbrothers ha respetado la instrumentación y el salpicadero del modelo original, pero ha añadido una tapicería de cuero marrón, pedales de aluminio y algunas inserciones cromadas. 

Y además