Noticia

Mercedes F-Cell World Drive: AUTO BILD.ES participa en la v

Vicente Cano

10/02/2011 - 18:17

La iniciativa, que conmemora los 125 años de la invención del automóvil, consiste en recorrer la vuelta al mundo a bordo de un coche impulsado por una pila de hidrógeno. El Mercedes Clase B F-Cell ofrece las mismas prestaciones y autonomía que sus hermanos de gama con motor diésel o gasolina, salvo que no emite ni un gramo de CO2 y es completamente silencioso. AUTO BILD.ES ha participado en una etapa de la Mercedes F-Cell World Drive para contarte todos los detalles.

La Mercedes F-Cell World Drive, que inició su andadura el pasado 30 de enero, pretende completar una vuelta al mundo antes de la primera semana de junio. Los participantes son tres unidades del Mercedes Clase B F-Cell que emplean la última generación de pila de hidrógeno creada por la empresa conjunta Acumotive Fuel Cell Cooperation, en la que también participan Ballard Power Systems y Ford. En total habrá 70 jornadas de conducción, más de 20 en las que se desarrollarán diferentes eventos para promocionar la movilidad sostenible en diferentes ciudades –ninguna de ellas española- y el resto se gastarán en días de descanso y en los traslados entre los cuatro continentes que atravesarán.

Cada uno de los coches recorrerá más de 30.000 kilómetros en los 125 días que durará este viaje y atravesarán países como España, Francia, Portugal, Estados Unidos, Canadá, Australia, China, Kazajstán, Rusia, Finlandia, Suecia, Noruega y Dinamarca antes de regresar a Alemania, lugar de origen. Aunque ya he tenido ocasión de probar anteriormente el Clase B F-Cell durante su presentación internacional en Valencia, conducirlo en el trayecto que cubrió la etapa Castellón-Madrid ha sido una experiencia muy interesante.

Como pudiste leer en el número 266 de AUTO BILD, no se trata de un concept o un prototipo, sino de un verdadero Mercedes, al menos tanto como se puede considerar al Clase B, del que no se diferencia ni exteriormente, ni en lo que a prestaciones se refiere. Tal y como ocurre en los vehículos con motor convencional, la autonomía, que en condiciones óptimas con los 3,5 kg de H2 a 700 bares que guarda el tanque alcanza para 400 kilómetros, baja notablemente según el estilo de conducción y la orografía de la carretera. Una disminución que resulta más que preocupante cuando vas a los mandos de un coche que no puede repostar en cualquier sitio.

De hecho, gran parte de la espectacular logística del Mercedes F-Cell World Drive se debe a la necesidad de llevar consigo cientos de litros de H2, un camión equipado con un compresor iónico para comprimirlo hasta las 700 atmósferas a las que se guarda en el tanque del Clase B y un enorme generador para alimentar esta máquina. La empresa que se encarga de estas tareas es el socio tecnológico Linde.

Sin embargo, a pesar de algunos momentos de ansiedad que vivimos en las cercanías de Cuenca –lugar de paso intermedio para un repostaje-, debidos en gran parte a que nos entretuvimos demasiado haciendo fotos, tengo que decir que cuando llegamos a Madrid solo lamenté lo lejos que aún queda este tipo de movilidad como una realidad tangible para todo el mundo. Mientras nos acercábamos a la famosa boina que cubre la capital, miraba cómo del escape del Clase B F-Cell que llevaba delante salía una tenue nube de vapor de agua.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Mercedes

Mercedes

Buscador de coches