Skip to main content

Noticia

Mercedes-AMG Drag Race: A45 VS CLS63 Shooting Brake

Mercedes-AMG Drag Race: A45 VS CLS63 Shooting Brake
Enrique León

Esta Drag Race enfrenta nada menos que al Mercedes-AMG A45 y al CLS63 Shooting Brake. Dos hermanos que aunque estén firmados por la división deportiva cuentan con diferencias notables.

No es la primera que vemos en vídeo una pelea entre hermanos, una Drag Race que enfreta a dos modelos del mismo fabricante. Aunque, en esos casos, normalmente, los modelos en cuestión cuentan con el mismo motor o con potencias similares y se pretende más bien medir sus capacidades dinámicas por tener diferentes carrocerías. En esta ocasión no es así, pues esta Drag Race enfrenta al Mercedes-AMG A45 y al CLS63 Shooting Brake. Dos coches totalmente diferentes midiendo fuerzas en un mismo ring.

En sus segmentos son una referencia. En el caso del compacto, estamos ante unan de las opciones más radicales del segmento C. Su enemigo directo, el Audi RS3 Sportback, cuenta con menos potencia, 367 CV. Y en cuanto al BMW M2, sedán compacto, la cantidad declarada llega hasta los 370 CV. El Mercedes-AMG A45 monta uno de los cuatro cilindros turbo más potentes, pues con solo 2.0 litros de cubicaje desarrolla nada menos que 380 caballos de potencia.

El Mercedes CLS63 AMG Shooting Brake es, como se diría coloquialmente, “otro rollo”. Mientras que el compacto se presenta como el acceso a la gama AMG, la berlina familiar deportiva es una de las apuestas más potentes. En este caso hablamos de una mecánica más grande, pues este corazón tiene ocho cilindros dispuestos en V y una cilindrada de 5.5 litros. Al igual que en el motor 2.0 de cuatro cilindros, este V8 también recurre a la sobrealimentación con un sistema de doble turbo. Aunque claro, la salida no es de 380 CV, sino de 557 caballos de potencia.

No te pierdas: 'Mercedes-AMG A45 2019, empiezan las especulaciones'

Eso sí, existe una diferencia entre ambos que puede hacer decantar la balanza. Mientras que el compacto vitaminado cuenta con tracción total de serie, la berlina familiar deportiva dispone de propulsión de inicio, siendo una opción el sistema de tracción total. En este caso, el Mercedes CLS63 AMG Shooting Brake no recurre a esa opción, por lo que la tracción que consiga cada uno en la salida será un punto importante.

Redactor

Redactor en AutoBild.es

Lecturas recomendadas