Skip to main content

Noticia

Los mejores Ford RS de la historia

Ford RS Historia

Hablamos de unas siglas muy reconocidas por los amantes de la deportividad.

Los AMG, M y RS han marcado una época en la industria automotriz en el viejo continente, coches que han conseguido empaparnos de su esencia deportiva y que siguen a día de hoy haciéndonos vibrar con cada nuevo modelo. Estas siglas son muy reconocidas por los amantes de la deportividad, pero no son las únicas en el vocabulario de los más apasionados. RS de Ford es también uno de los apellidos al que más valor le dan los aficionados, siendo coches que se han destacado por su buen hacer en condiciones deportivas. En la siguiente lista vas a conocer los mejores Ford RS de la historia, coches que siguen vivos a pesar de los años.

No te pierdas: 'El próximo Ford Focus RS podría ser híbrido'

Ford Escort RS 1600

Ford RS Historia

Esta versión deportiva de uno de los modelos más vendidos de la marca del óvalo llegó en 1970. Durante sus años de producción, el Ford Escort RS 1600 compitió en varias disciplinas, destacando su participación en algunos de los rallys más importantes del planeta. Bajo su piel se escondía un motor 1.6 litros de 120 caballos de potencia. Una mecánica en la que intervinieron para su desarrollo empresas externas expertas en la fabricación de motores de competición.

Ford RS200

Ford RS200

Para los aficionados a los rallys estamos ante el Ford RS más importante la historia. Y es que, el Grupo B significó un antes y un después en la historia de este tipo de competición. El Ford RS200 fue la unidad de calle del modelo que competía en esta categoría, un coche bien diferente al Grupo B que enamoró al público allá por 1984. Montaba un motor 1.8 litros de 247 caballos de potencia el cual se escondía bajo una piel de fibra de carbono.

VÍDEO: Ford RS200, historia viva de Ford RS

Ford Sierra RS Cosworth

Ford Sierra Cosworth

La berlina radical de la marca del óvalo finalmente llegaba con el Ford Sierra RS Cosworth, un modelo que hacía aún más personal un coche que había cambiado la estética suave del conocido cortina. Esta versión es de las más recordadas por los amantes de estas siglas, y es que nadie esperaba un coche con ese enorme alerón y esos rasgos tan afilados. Utilizaba el motor de 2.0 litros el cual desarrollaba en esta ocasión 201 caballos de potencia. Por cierto, estamos ante el sustituto del Ford RS200 en 1985.

Ford Escort RS Cosworth

Ford Escort RS Cosworth compacto radical deportivo

Los enormes alerones fueron un elemento estético al que recorrieron varios RS, y el Ford Escort RS Cosworth no pudo resistirse a ellos. Esta pieza no puede salir de la mente de los más pasionales, aunque no fue lo que le hizo único. Gracias a su motor de 227 caballos de potencia y su buen comportamiento, con un peso contenido y unas grandes capacidades, era un modelo destacado en el Mundial de Rallys. Nacía en 1992, y Carlos Sainz, entre otros, fue uno de sus pilotos.

Ford Focus RS500

Ford Focus RS500

Algunos vais a matarme, pero mi favorito de la saga no es ni el Ford Sierra RS Cosworth ni tampoco el Ford RS200, quizás dos piezas claves de esta lista. Mi predilección es el Ford Focus RS500, un coche que fue vendido en edición limitada llegando a nuestro país solo 20 unidades. Era más exigente que el Ford Focus RS mkII, con el mismo corazón de origen Volvo potenciado hasta los 350 caballos de potencia. Llegó en 2010 y se convirtió en el tracción delantera más potente vendido en el mercado.

Ford Focus RS

Ford Focus RS

La tercera generación del Ford Focus RS ha sido un punto de inflexión por varios motivos. Recurrir a una tracción total para gobernar los 350 caballos de potencia que salen del motor 2.3 EcoBoost de cuatro cilindros ha sido uno de los cambios más importantes. En una época en la que los compactos deportivos llegan a los 400 CV, con el Audi RS3 Sportback, el Ford Focus RS ha sabido posicionarse entre los mejores. Un modelo que no ha decepcionado a los amantes de los Ford RS.

Lecturas recomendadas