Noticia

Tecnología

¿Matará la tecnología al coche en propiedad?

Mónica Redondo

12/10/2015 - 12:23

La realidad está cambiando, si bien antes nos dábamos por satisfechos si conseguíamos una casa y dos coches, ahora los más jóvenes tienen otra visión de la realidad. Vivirán muy posiblemente en las grandes ciudades y la idea de poseer un vehículo se habrá borrado de su mente. En el futuro los coches se conducirán solos y las personas los compartirán. ¿Podremos vivir sin coches propios?

No te pierdas: 7 aspectos de la conducción autónoma que mejorarán tu vida

La tecnología hará que sea menos necesario tener un coche en propiedad, ya que será más fácil compartir coches. Los coches autónomos serán "más inteligentes" y menos perjudiciales para el medio ambiente. Recientemente, se ha publicado un informe del Centro de McKinsey para Negocios y Medio Ambiente (más información) que declara que el transporte está en un punto de inflexión. Ciudades como Londres, Shanghai o Nueva York aseguran que "están hartas de los automóviles", pero posiblemente, si no hay cambios, los coches en propiedad podrían duplicarse de aquí al año 2030. El informe del Centro de McKinsey para Negocios y Medio Ambiente asegura que estas cifras tienen que cambiar puesto que los coches en propiedad contribuyen al que el nivel de contaminación aumente y que dicha contaminación es un factor importante en el número de muertes prematuras. La idea principal que muestra este informe es tener un menor número de coches en las carreteras y sustituirlos por modelos más eficientes, como por ejemplo los coches autónomos y/o eléctricos. Por este motivo, los coches autónomos también son un hándicap para las marcas premium.

Stefan Knupfer, socio senior de McKinsey, ha manifestado en una entrevista,  "lo bueno es que una gran cantidad de nuevas tendencias de la tecnología están llegando." Knupfer apunta que las soluciones para reducir el número de coches en propiedad pasan por cuatro grandes pilares: compartir coche, conducción autónoma, electrificación y conectividad en el vehículo. Además, el socio de McKinsey apuesta por modelos empresariales como Uber y Zipcar. ¿Pero estos nuevos modelos no irán en detrimento de medios de transporte público como el taxi? ¿Qué pasaría si los taxis fueran sustituidos por coches autónomos? Por supuesto, nada de esto significa nada si las opciones no son atractivas para la personas. Algunas personas simplemente quieren comprar coches en propiedad porque son símbolos de estatus. El informe del Centro de McKinsey para Negocios y Medio Ambiente asegura que los coches autónomos sólo gastan menos recursos si los usamos de manera responsable.

Fuente: HuffingtonPost

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches