Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Lupa: así es el nuevo coche eléctrico español

Lupa Motors E26
Será barato, muy barato.

Cuando hablamos de start-ups rápidamente a la mente se nos viene California o China, pero en realidad pueden surgir en cualquier lugar del mundo, incluido dentro de nuestras fronteras. La española Lupa Motors es de creación reciente, pero ya tiene un objetivo muy claro y una hoja de ruta definida: crear coches eléctricos que lleguen al mercado a partir de 2023. De hecho, ya ha desvelado su primer modelo, el Lupa Motors E26, un vehículo de cero emisiones que tendrá en su precio uno de sus principales puntos fuertes.

Y es que no podemos empezar por otro punto. La compañía propone un modelo de compra en dos variantes, adquiriendo las baterías del coche o teniéndolas alquiladas, con un precio de 17.000 euros en el primer caso, lo que es bastante asequible teniendo en cuenta el tipo de automóvil del que se trata; y que baja a tan solo 9.500 euros en el segundo. Eso sí, se desconoce cuál será la tarifa del alquiler.

¿Qué es lo que pone sobre la mesa el E26, además de un precio barato? Un modelo compacto que mide 4,06 metros de largo, 1,78 de ancho y 1,51 de alto, con un diseño bastante limpio que, eso sí, mantiene una parrilla vestigial que no es estrictamente necesaria para la refrigeración. Del interior no hay imágenes, pero tendrá capacidad para cuatro o cinco ocupantes.

Solo se venderá con un sistema de propulsión que, eso sí, varía sus guarismos en función del modo de conducción elegido:

  • Eco: 65 CV y 80 km/h de velocidad máxima

  • Normal: 90 CV y 130 km/h de velocidad máxima

  • Sport: 117 CV y 150 km/h de velocidad máxima

Tampoco hay diversidad de opciones en lo que a batería se refiere, siendo la única alternativa la de 42 kWh, que le otorga una autonomía de entre 320 y 400 kilómetros según el ciclo WLTP y es compatible con cargas rápidas de hasta 100 kW (en cuyo caso repone el 80% de su capacidad en 30 minutos). Además, ofrece una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros.

Y además