Noticia

Lotec C1000: el Mercedes que ganó al Veyron, a la venta

Lotec C1000: el Mercedes que ganó al Veyron, a la venta

Raúl Salinas

18/08/2015 - 16:10

El Mercedes Lotec C1000 sale de nuevo a la venta después de haber sido puesto a subasta hace apenas un par de años. Se trata de una pieza única, fabricada en fibra de carbono para un jeque árabe y propulsada por un motor Mercedes V8 con 1.000 CV de potencia. En su día costó a su dueño cerca de 2,3 millones de euros y era más rápido que un Veyron. Y eso que es de 1995...

Ver un Mercedes Lotec C1000 a la venta es algo menos probable que conseguir la combinación ganadora del euromillón (aquí puedes ver el anuncio). Solamente se fabricó un ejemplar para un acaudalado jeque árabe y magnate del petróleo. Hace apenas dos años se puso a subasta por la casa RK, pero parece no haber convencido al dueño que lo compró. Probablemente ni habías escuchado hablar de él antes, pero el Mercedes Lotec C1000 fue el coche homologado más rápido del mundo para circular. Eso sí, en el año 1995. Sus cifras fueron tan espectaculares entonces que incluso hoy ganaría al archiconocido Bugatti Veyron.

El Mercedes Lotec C1000 es un modelo único, la típica idea de alguien que le sobre el dinero y quiere tener el coche privado más rápido del mundo. Para ello recurrió a un propulsor Mercedes V8 5.6 que, con la ayuda de dos turbos, alcanzaba la potencia de 1.000 CV de potencia. Una auténtica barbaridad para la época. Sobre todo, teniendo en cuenta su peso de 1.100 kg. Casi la mitad de lo que pesa hoy el Veyron, con más de 800 kg extras.

Las prestaciones claro, eran de auténtico escándalo: una velocidad máxima de 431 km/h y los 0 a 100 en 3,2 segundos. Y todo eso sin recurrir a la tracción integral ni a sofisticadas cajas de doble embrague. Su transmisión era una manual de seis relaciones. Y estaba enteramente fabricado en fibra de carbono.

Te interesa: el primer Bugatti Veyron a subasta

Es cierto que en aquella época ya había coches de calle fabricados con este material y muy, muy rápidos; como el Ferrari F50 o el McLaren F1, por ejemplo. Pero era algo que salía también muy caro. Y más si tenemos en cuenta que este Lotec C1000 fue un capricho de su dueño. Una pieza única que le salió por unos 2,3 millones de euros.

No obstante, pese a su extrema rareza, este Mercedes sigue siendo una especie de oveja negra y su cotización, aunque ha aumentado en los últimos años, ya que anteriormente se llegó a vender por menos de 200.000 dólares, no alcanza las cifras astronómicas de otros superdeportivos de la época como el McLaren F1 'LM', que hace poco fue subastado por 13 millones de dólares. Se espera que cambie de manos por un precio de 1,2 millones de dólares, algo más de un millón de euros al cambio. ¿Una buena inversión de futuro?

Lecturas recomendadas

Todo sobre Mercedes

Mercedes

Modelos de Mercedes más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches