Noticia

La revolución de deportivos japoneses que se avecina

La revolución de deportivos japoneses que se avecina

Raúl Salinas

29/07/2015 - 13:55

Los deportivos japoneses llevan ya varias décadas en el ocaso. Tras los Supra, NSX o RX-7, una enorme vacante ha quedado entre los deportivos más rápidos del planeta procedentes del país nipón. Tan solo el Nissan GT-R ha aportado luz entre tanta sombra, pero parece que las tornas están cambiando y en los próximos años se avecina una auténtica revolución entre los deportivos japoneses. Hoy, el diseñador Theophilus Chin nos muestra cómo serán dos de estos deportivos puros japoneses: el futuro Toyota Supra y la próxima generación del Nissan 370Z.

El futuro Toyota Supra o la próxima generación del Nissan 370Z serán dos de los protagonistas de una revolución que promete poner de nuevo a los deportivos japoneses entre lo más alto de la industria del motor, un lugar que se merecen por historia y que han ido perdiendo en las últimas décadas. Los años 90 fueron años dorados para los bólidos de origen japonés, con creaciones tan magistrales como el Honda NSX, el Toyota Supra MKIV, el Mitsubishi Eclipse o el Lancer Evolution, también los Subaru Impreza STI o el Nissan GT-R R34, así como el mítico Mazda RX-7 FD. Todo un arsenal de productos que a día de hoy se han visto reducidos notablemente y entre los que únicamente destaca con luz propia el Nissan GT-R. Pero esto va a cambiar.

No te lo pierdas: Fast and Furious, ¡juntamos todos los coches de la saga!

Una vez presentado el Honda NS-X 2015, el siguiente gran protagonista será el futuro Toyota Supra, aunque es posible que no se llame así, sí mantendrá su esencia. Está siendo desarrollado en colaboración con BMW y estéticamente se asemejará mucho al concept Toyota FT-1. Hoy, el diseñador Theophilus Chin nos muestra cómo podría ser en su versión final de producción: ¡menuda pinta tiene! Podría montar un motor de seis cilindros en línea con 335 CV y una versión híbrida que alcanzaría los 473 CV. El Mazda RX-7 podría ser otro de los deportivos japoneses del futuro, una reedición del mítico deportivo con motor rotativo y que pese a no estar confirmado, sí corren muchos rumores acerca de su presentación a finales de esta misma década.

El Nissan 370Z también se ha mantenido como una gran alternativa entre los deportivos japoneses en los últimos años, pero su sustituto ya calienta motores. En la recreación de Theophilus Chin se puede ver una clara inspiración en el Datsun 240Z, otro de los grandes clásicos japoneses. Así pues, parece evidente que en apenas unos años podremos encontrar en el mercado una gran variedad de bólidos con origen japonés, con muchas ganas de ponerles las cosas complicadas a los deportivos clásicos del viejo continente y de EEUU. Veremos si finalmente consiguen comerles terreno como ya lograse el Nissan GT-R.

Imágenes: Theopilus Chin

Lecturas recomendadas

Buscador de coches