Skip to main content

Noticia

Los coches se hablarán entre ellos… ¡en 2023!

Los coches se hablarán entre ellos… ¡en 2023!

Los coches se hablarán entre ellos en 2023, según ha fijado el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT). Una propuesta de ley ha sido presentada en la cual se exigirá a todos los fabricantes de automóviles ligeros y camiones que los equipen con sistemas de comunicación de vehículo a vehículo (V2V). La ley entraría en vigencia en 2019 y establecería los cuatro próximos años como fecha límite para que entre en vigor.

No te pierdas: Conducción autónoma y automática, ¿sabes las diferencias?

Los coches se hablarán entre ellos en 2023, según ha fijado el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT). Una propuesta de ley ha sido presentada en la cual se exigirá a todos los fabricantes de automóviles ligeros y camiones que los equipen con sistemas de comunicación de vehículo a vehículo (V2V). La ley entraría en vigencia en 2019 y establecería los cuatro próximos años como fecha límite para que entre en vigor.

El DOT cree que la tecnología de comunicación entre vehículos tiene el potencial de prevenir cientos de miles de accidentes al año. Estos sistemas tendrían como principal función la de advertir a los conductores de vehículos cuando van a realizar maniobras con poca visibilidad, como realizar un giro a la izquierda o tratar de adelantar en una carretera de dos carriles y doble sentido. Además, los sistemas semiautónomos, como la frenada de emergencia, también podrían beneficiarse de la tecnología V2V.

Además, el sistema sería muy útil para traer vehículos completamente autónomos al mercado, además de que ya existe una ciudad donde son legales los coches sin conductor, aunque el DOT cree que esta tecnología necesita un desarrollo previo para alcanzar todo su potencial. Tener un requisito legal aseguraría, sin embargo, que suficientes coches tendrían este equipo para realizar pruebas y testar su eficacia, acabando por estandarizar el equipo de comunicación.

Esta tecnología utiliza frecuencias de comunicación de corto alcance dedicadas a compartir información detallada sobre la velocidad, la ubicación, la dirección del viaje y, posiblemente, detalles sobre el conductor, el estado del motor y la transmisión. Toda esta información sería asegurada, aunque ninguna de ellas incluiría información personal o estaría vinculada a un individuo. 

Fuente: Autoblog

Y además