Noticia

Competición

Loeb vuelve a subirse al Citroën C3 WRC, esta vez en tierra

Adrián Mancebo

22/09/2017 - 10:00

¿Volver al WRC? Sí, es posible, pero solo para algunas pruebas… Sébastien Loeb ha vuelto a probar el Citroën C3 WRC en un test que esta vez ha sido sobre tierra. En 2018 podríamos volver a ver al francés en el Mundial en el que reinó en nueve ocasiones.

Sébastien Loeb ha vuelto a subirse al Citroën C3 WRC, esta vez en tierra. El piloto francés, nueve veces Campeón del Mundo de Rallys, podría volver al certamen que le vio brillar, la próxima temporada, pero solo para participar en algunas pruebas. Antes de decidir, quiere conocer los planes de Peugeot, marca - del mismo grupo que Citroën -  con la que compite actualmente.

Loeb prueba el Citroen C3 WRC en tierra

A sus 43 años, Sébastien Loeb sigue en plena forma. Es rápido, constante y tiene buen ritmo con cualquier coche que pilote en la superficie que sea. Después de retirarse del Mundial de Rallys a tiempo completo a finales de 2012, ha participado en la subida a Pikes Peak, donde marcó el récord, ha ganado dos rallys (Argentina y Montecarlo 2013), ha competido en el Mundial de Turismos, en el Mundial de Rallycross y en el Dakar… ¿tiene límite?

Parece ser que no, pues tres años después de su última participación en el WRC (Montecarlo 2015), Loeb piensa en volver para tomar parte en algunas pruebas con el equipo Citroën. Su retorno sería muy celebrado tanto por el propio campeonato como por la marca gala, que necesita mejora su nuevo bólido del Mundial tan pronto como sea posible.

Esta semana, Loeb ha hecho su segundo test. El primero fue Francia, en una superficie de asfalto, y este ha tenido lugar en Girona, en tierra. El francés, que ha acusado falta de agarre en el vehículo, se lo ha pasado en grande y ha admitido que su vuelta es posible… pero solo para algunas pruebas y siempre que Peugeot desvele antes sus planes para el Mundial de Rallycross.

VÍDEO: Así fue el test de Loeb en Asfalto

“Estoy esperando saber si Peugeot continúa en el Mundial de Rallycross", explica a la web oficial del WRC. "Si lo hacen, será mi programa principal para el próximo año y, si hay alguna oportunidad de pilotar el coche [C3] en una o dos carreras [WRC], todo es posible, pero no se decide ahora”, ha agregado el francés, que en el test evaluó diferentes reglajes del coche e intentó mejorar el agarre.

Cuando la F1 era F1: Piquet vs Senna en el GP Hungría 1986

“Hace mucho tiempo que no pilotaba un coche de rallyes en tierra, así que estoy feliz de tener la oportunidad de probar este nuevo tipo de coche. También es posible llevar mi experiencia a Citroën, ayudarles si puedo a mejorar un poco el coche y divertirme”, añade. “Realmente no sabía qué esperar y finalmente no encontré que fuera demasiado difícil de pilotar. La sensación es bastante buena, es quizás un poco complicado en las curvas rápidas cuando se pierde agarre, un poco como en asfalto, pero el resto parece ser bastante eficiente. También me alegré de tener una buena sensación con el coche y en el tramo”.

En unas semanas, Loeb participará en el Rally de Marruecos. No lo hará, ni mucho menos, con el Citroën C3 WRC, sino con el apropiado para estas condiciones, el Peugeot 3008 DKR, con el objetivo de preparar el próximo Dakar 2018, en el que también estará.

Imagen: Citroën Racing

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Adrián Mancebo

Adrián Mancebo

Colaborador Motorsport

Amante del mundo de la competición. Disfruto trabajando en lo que más me gusta, siempre con un ojo puesto en cualquier carrera del mundo.

Buscador de coches