Skip to main content

Noticia

Locura tuning: un Volkswagen Lupo con 900 CV

Locura tuning: un Volkswagen Lupo con 900 CV


Ojo, porque estás a punto de presenciar la que, posiblemente, sea la mayor locura que has visto en cuanto a coches tuneados: Un Volkswagen Lupo con 900 CV. Con dos motores W12 del Phaeton bajo el capó. Efectivamente, tiene 24 cilindros.

El genial loco se llama Andre Pötsch, y ya había hecho algunas virguerías antes, como montar el motor y la cadena cinemática completa de un Audi A8 bajo la carrocería de un Watburg clásico, incluido el ABS y la tracción integral. Ahora va un paso más allá. Locura tuning: un Volkswagen Lupo con 900 CV.

El preparador no se anda por las ramas: ni reprogramación del software, ni chips de potencia. Directamente, mete bajo el capó del pequeño urbano dos motores W12 del Volkswagen Phaeton. Ya le había hecho perrerías a varios Lupo antes, que parece ser su coche fetiche: hace tres años, le plantó el V8 de 4,2 litros de un A8. Pero no contento con esto, cogió el 1,2 TDI del Lupo y lo trasplantó en el A8, convirtiéndolo en la berlina de lujo que menos consume del mundo. Pero volvamos al Lupo que nos ocupa.

VIDEO: ¡Los coches más tuneados de España!

Uno de los retos que se puso fue no variar un ápice la carrocería original del pequeño Volkswagen. Por eso los dos motores se reparte entre el vano delantero y la zaga. Cada uno, con 450 CV. En total son 24 cilindros y 12 litros de cubicaje. ¿Downsizing? ¡Venga ya!

¡Mira cómo podría ser el futuro Phaeton!

Para hacer tamaña virguería, en lugar de mantener la ubicación longitudinal original de los motores, los ha girado 90 grados. Y como ya no quedaba sitio para la transmisión automática de serie, ha optado por una caja manual, la original de un TDI, pero convenientemente modificada y reforzada en varios de sus componentes. El cárter era demasiado grande, de modo que lo ha reducido de tamaño y ha modificado la posición de la bomba de aceite. ¿Te acuerdas del chiste de cómo meter cien elefantes en un 600? Pues esto es más o menos lo mismo.

Antes de que te relamas, que sepas que este Lupo brutal nunca podrá ser homologado para circular por carretera abierta, aunque el preparador tampoco lo pretende. Su creación está destinada a correr en diversas competiciones de Cuarto de Milla. Aceleración pura y dura. Tampoco pretende ganar. Solo dar un gran espectáculo. Desde luego, nosotros pagaríamos por ver a esta locura en movimiento. 

Y además