Noticia

Las 8+1 normas de tráfico más raras del mundo

Las 8+1 normas de tráfico más raras del mundo
Noelia López

Entre las 8+1 normas de tráfico más raras del mundo figuran leyes que sancionan conducir un coche sucio (en Rusia), con una venda en los ojos (EEUU) o aparcar con alguien en los bajos del coche. Como lo estás leyendo, pero hay muchas más...

Si estás pensando viajar al extranjero no está de más que tomes nota de las 10 normas de tráfico más raras del mundo

Y es que si los 80 euros de multa que le pusieron a un conductor en España por moderse las uñas te pareció algo increíble, debes saber que en países como Rusia te pueden sancionar por lavar el coche con ropa interior, mientras que en Japón está penado montar en el coche con alguien que ha ingerido alcohol.

Estas son las multas de tráfico más extrañas que te pueden poner:

1. Por conducir un coche sucio (Rusia)

Lo de los rusos y la conducción es un caso aparte (sirva como ejemplo los vídeos de accidentes espectaculares que se graban en las carreteras rusas). Pero resulta que allí si conduces un coche demasiado sucio te pueden multar. La pregunta es: ¿qué consideran un coche demasiado sucio? Damos por hecho que la matrícula debe ser visible (en España también te pueden sancionar por llevarla oculta por una capa de barro), pero sin llegar a este extremo es el policía quien decide cuál es el grado de suciedad sancionable.

2. Por acompañar a un conductor borracho (Japón)

Las leyes japonesas no sólo castigan a quien conduce bajo los efectos del alcohol (que también), además sancionan a los pasajeros que se atreven a montar con un conductor sabiendo que ha bebido.

3. Por conducir con una venda en los ojos (Alabama, EEUU)

Da risa pensar que alguien se atreva a conducir con una venda en los ojos, pero teniendo en cuenta que en Alabama hay una norma que lo impide es porque en alguna ocasión han pillado a conductores de esta guisa.

4. Por conducir los lunes si tu matrícula acaba en 1 o 2 (Filipinas)

De esta norma no nos vamos a asustar mucho porque en Madrid, por ejemplo, lo de que sólo puedan circular los coches con matrícula par en días para y los de matrícula impar los días impares es una medida incluida en el protocolo anticontaminación

En Filipinas la norma se aplica todos los lunes. Esos días los coches con matrícula terminada en 1 y en 2 deben quedarse en casa.

Un ejemplo similar lo encontramos en Denver (EEUU) donde los coches negros tienen prohibido circular los viernes.

5. Por quedarse sin gasolina en plena autopista (Alemania)

Terrible humor el que se te debe poner si a la faena de quedarte sin gasolina en mitad de la autopista le sumas que puede llegar un agente de tráfico y ponerte una multa. Pues así es en Alemania.

En realidad, lo que está prohibida en la famosa Autobahn alemana (la autopista sin límites de velocidad) es pararse sin un motivo consistente y quedarse sin combustible no está considerado como tal.

6. Por llevar un perro atado en la baca (Alaska, EEUU)

Hasta Alaska no han llegado nuestros consejos para llevar a tu mascota porque parece que hay gente que cuando se trata de viajar con su perro lo ata a la baca.

7. Por arrancar con alguien agarrado a los bajos (Dinamarca)

Por increíble que parezca, los daneses deben mirar bajo el coche antes de arrancar. Allí penan lo de circular con alguien agarrado a los bajos. No haremos más comentarios al respecto...

8. Por limpiar el coche con ropa interior (San Francisco, EEUU)

No, no nos hemos confundido con la preposición, en San Francisco te pueden multar no por limpiar el coche en ropa interior (como las chicas de la galería de fotos) sino por usar prensas íntimas como trapos para sacar brillo al coche. 

+1. Puedes conducir bebiendo, pero sin pasarte...

Dejamos esta norma de tráfico como un punto y aparte. En Costa Rica te pueden pillar conduciendo con una cerveza en la mano, no pasará nada ni habrá castigo salvo que excedas la tasa de alcohol permitida que en el país es de 0,75 mg.

Fuente: Blog Citroën

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Lecturas recomendadas