Skip to main content

Noticia

KITT, 'El Coche Fanástico', último protagonista de Jay Leno's Garage

El Coche Fantástico

Uno de los grandes mitos de los años 80, KITT, 'El Coche Fantástico', ha sido el último protagonista de Jay Leno's Garage, el programa del famoso presentador americano. En él nos cuenta varias de sus características y algunos chascarrillos que pasamos a trasladarte.

Los años 80 fueron bastante prolíficos en lo que a series de televisión se refiere. Seguro que recuerdas algunas con más cariño que otras, ¿verdad? Pues apuesto sin miedo a equivocarme que la de 'El Coche Fantástico' estaba entre tus favoritas. Ya sabéis, aquella protagonizada por David Hasselhoff y su inseparable KITT, ese vehículo con vida propia que le ayudaba a resolver todos los problemas habidos y por haber. Pues bien, KITT vuelve a estar de actualidad gracias a Jay Leno's Garage, el programa del famoso presentador americano. En él, Leno ha contado con este Pontiac tan especial para trasladarnos todo lo que cada buen aficionado a la serie debería saber.

Lo primero que se recalca es que el KITT que ves en el programa es uno de los que participó en el rodaje de la serie, y no una réplica. Y eso lo convierte en un coche de lo más especial, porque es uno de los apenas cinco que aún quedan vivos -se utilizaron 20 unidades durante todo el rodaje-, perteneciendo en la actualidad a Joe Huth. Éste lo salvó de una más que segura muerte al recogerlo de un depósito de chatarra, que es donde acabó el coche una vez terminó su trabajo.

No te pierdas: Convierte tu coche en KITT, El Coche Fantástico

El coche que da vida a KITT en 'El Coche Fantástico' es un Pontiac Firebird -en realidad, una versión del mismo llamada Pontiac Trans Am- equipado con un motor V8 asociado a una caja de cambios automática de tres velocidades. Además, disponía de un sistema de frenado especial capaz de bloquear el tren delantero para que las escenas en las que Hasselhoff tenía que salir quemando rueda quedasen lo más espectaculares posibles. No todo era pericia al volante del bueno de Michael Knight.

Sea como fuere, estamos ante uno de los capítulos más interesantes de Jay Leno's Garage, ya que une la pasión que tenemos todos por el mundo de las cuatro ruedas con uno de los recuerdos más simpáticos que tenemos de nuestra juventud. Aquella serie marcó a toda una generación, y la mayor prueba de ello es esa horrible secuela con un Ford Mustang como protagonista que salió en cines no hace muchos años con la que sus creadores trataron de lucrarse. Mal hecho. KITT solo hay uno. Bueno, o cinco realmente...

Lecturas recomendadas