Noticia

El juguete de los pilotos de Aston Martin en Le Mans

Ignacio de Haro

17/06/2016 - 12:15

El juguete de los pilotos de Aston Martin Rancing en las 24 Horas de Le Mans 2016 es un Razor Crazy Cart personalizado con los colores de la marca británica. Por unos instantes, los pilotos cambiaron su Aston Martin V8 Vantage GTE de competición por estos pequeños y divertidos aparatos eléctricos pensados para ir de lado permanentemente. Está claro que lo que les gusta es competir, lo de menos es el vehículo con el que lo hagan.

No te pierdas: Aston Martin Vantage GT8, un deportivo de la vieja escuela

A falta tan solo de unas pocas horas para que arranque la carrera más importante del año, las 24 Horas de Le Mans 2016, los protagonistas de la legendaria prueba aprovechan cualquier instante para repasar todo lo que han preparado y también, para descansar. Este es el caso de los pilotos de Aston Martin en Le Mans, que se divierten con este juguete, una suerte de coche eléctrico en miniatura diseñado para un único fin: ir de lado permanentemente.

Y es que para la ocasión Aston Martin ha modificado unos cuantos Razor Crazy Cart, que es como se llama este curioso aparato para niños y no tan niños, como puedes comprobar en la galería de imágenes o en el vídeo que tienes a continuación. Desaparecen de esta forma los plásticos que habitualmente definen el diseño de este cochecito dejando paso a los tapizados y a las costuras propias de los productos de Aston Martin, con un innegable toque artesanal.

Durante unos instantes, los pilotos de la formación británica dejaron aparcados sus Aston Martin V8 Vantage GTE de competición y los sustituyeron por estos pequeños y divertidos aparatos eléctricos pensados para emular derrapadas interminables. Y es que, aunque parezca que los Razor Crazy Cart de Aston Martin van permanentemente derrapando, en realidad no es así. Esto se debe a que las pequeñas ruedas traseras de estos aparatos giran locas cada vez que el usuario tira de una palanca, por lo que podemos decir que aunque técnicamente no derrapan, sí que permiten que el vehículo avance de costado. Puedes averiguar más sobre este invento con esta comparativa loca entre un Dodge Charger y un Crazy Cart.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches