Skip to main content

Noticia

En Japón cada vez se alquilan más coches… para no conducirlos

Toyota C-HR
Se usan de muchas maneras.

La lógica dicta que, si alquilas un coche, es para ir a algún sitio, moverte por un destino vacacional, etc. Pues bien, la lógica no siempre se aplica, y es que recientemente las empresas alquiladoras de vehículos en Japón se han dado cuenta de que cada vez más gente alquila sus coches para fines que no tienen nada que ver con el transporte.

Por sorprendente que pueda parecer, muchos usuarios de servicios de este tipo los utilizan para actividades distintas ya que el precio del alquiler es más asequible que el de otros servicios.

VÍDEO: Los 10 coches de alquiler más recomendables

En verano de 2018, Orix Auto Corp., que cuenta con 230.000 usuarios registrados, revisó el uso que se hacía de sus vehículos y se dio cuenta de que bastantes de ellos no recorrieron ninguna distancia con ellos. Desde la empresa afirman que “no tenemos una idea clara de cómo usaron nuestros vehículos. Lo único que podemos decir es que los datos muestran que cierto número de personas alquilan los coches y no los conducen”.

Dicha noticia hizo que otras alquiladoras, que también experimentaron kilometrajes anormalmente bajos en sus flotas, llevaran a cabo encuestas entre sus usuarios, encontrándose con respuestas de lo más variopintas y bastante inesperadas.

Alquilar un coche: ocho consejos para que no te engañen

En el caso de Times24 Co., con 1,2 millones de usuarios, éstas incluían desde aquellos que utilizan los automóviles para echarse una siesta a los que los empleaban para guardar sus pertenencias, pasando por los que los usaban como lugar de trabajo.

Esto se debe a que el coste de alquiler de los coches es más barato que el alquile de otros servicios a los que darles un uso similar, siendo posible hacerse con uno durante media hora por unos 400 yenes, que al cambio son poco más de 3 euros. La amplia oferta de alquiladoras y lo fácil que es el proceso también hacen que sea una opción tan utilizada.

Sin embargo, esto tiene cierta parte negativa. Por un lado, las empresas tienen menos ingresos porque aparte de los contratos se aplica a los kilómetros recorridos y, por otro, el medioambiente se resiente porque los usuarios dejan encendido el motor para poder utilizar el aire acondicionado o la calefacción.

Fuente: The Asahi Shimbun

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además