Skip to main content

Noticia

Se inventa un extraño enganche para que no le apriete el cinturón y le cuesta una multa

Alambre para el cinturón

Llevaba un alambre que unía uno de los extremos del cinturón con la manilla de la puerta

Los agentes de Tráfico de la Guardia Civil no debían dar crédito al ver el invento de un conductor para evitar que el cinturón de seguridad el apretase demasiado. El hombre, de 70 años y empadronado en Lugo, llevaba un alambre de acero enganchado a la parte superior del cinturón por uno de sus extremos y a la manilla de la puerta por el otro. 

No te pierdas: seis reglas de oro para el cinturón de seguridad

Así lo ha mostrado la DGT en Twitter:

DGT Twitter

Al parecer, este sistema casero permitía que el cinturón quedase flojo, lo que para el inventor resultaba mucho más cómodo sin saber que lo que en realidad estaba haciendo era que el sistema de retención perdiera toda su eficacia y supusiera un peligro grave en caso de accidente puesto que un metal rígido podría convertirse en un arma punzante y clavarse en el cuerpo del conductor u ocasionarle graves heridas.

Al ser preguntado por el motivo de llevar semejante artilugio, el conductor dijo a los agentes que el cinturón de seguridad le molestaba y que de esta forma pretendía hacer una conducción "más cómoda".

Según explican los agentes en el informe que redactaron después, el alambre de acero estaba doblado en sus dos extremos: uno se enganchaba en la parte transversal del cinturón de seguridad, la que sujeta la parte superior del cuerpo en caso de accidente e impide que este sea proyectado hacia adelante, y el otro iba anclado a la manilla de apertura interior de la puerta del conductor.

El control fue realizado en Rábade, en el kilómetro 0 de la carretera que une este municipio lucense con Cospeito.

El conductor volvió a casa sin su invento y con una multa por no usar debidamente el cinturón de seguridad.

Lecturas recomendadas