Skip to main content

Noticia

Competición

Indy 500: Fernando Alonso vuelve a pista en el "Fast Friday"

Fernando Alonso vuelve a pista

Alonso vuelve a rodar en Indianápolis tras no poder hacerlo el jueves y tras los problemas del martes y miércoles. Hasta hoy solo acumulaba 96 vueltas, cuando sus rivales triplicaban esta suma.

Fernando Alonso ha vuelto a pista en la cuarta sesión de entrenamientos para las 500 Millas de Indianápolis, en el llamado “Fast Friday” de la Indy 500 en el que los pilotos y equipos aumentan la presión del turbo para preparar la clasificación. La prioridad de Alonso y de su equipo, McLaren, es otra: recuperar el tiempo perdido esta semana por problemas mecánicos y por el accidente del miércoles.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Todo lo que debes saber sobre las 500 Millas de Indianápolis

La participación de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis de 2019 se parece poco, por el momento, a cómo empezó la de 2017. En aquel momento todo eran sonrisas, contaban con una asociación con uno de los mejores equipos de la Indycar (Andretti), y se miraba hacia la parte de arriba de la tabla de tiempos, sin apenas problemas mecánicos y sin un solo accidente.

Esta vez la estructura es joven e inexperta, Alonso ha cometido un error que ha costado caro (y que puede suceder a cualquier piloto, Indianápolis es muy exigente, no lo olvidemos) y llegados al final de la semana de entrenamientos, solo había rodado 96 vueltas con promedios de velocidad en torno a la vigésima posición de la tabla y con los favoritos habiendo completado más de 300 vueltas.

En McLaren no ha cundido el pánico, al menos públicamente, y para que no lo haga hoy viernes los entrenamientos deben ser productivos. Hay que recuperar el tiempo perdido, algo en lo que Alonso ya está. El McLaren #66 con nuevo chasis y ha sido reconstruido tras el accidente del miércoles. Después de superar las verificaciones técnicas, estaba listo a las 17:00h de forma puntual para comenzar los entrenamientos.

 

 

Durante las dos primeras horas de pruebas, el español solo había completado 18 vueltas, dedicadas a hacer comprobaciones en el coche absolutamente nuevo con respecto al inicio de la semana. Cuando se cumplían las tres horas de sesión, dio siete vueltas más. 

Se prevé que el ritmo vaya aumentando a lo largo del día, hasta las 00:00h que acabarán los cuartos entrenamientos. Eso sí, habrá que estar pendiente de las posibilidades de lluvia – que interrumpirían el rodaje – y también de los accidentes, que también neutralizan la actividad en pista.

Así lo hizo este espectacular accidente de Kyle Kaiser, del que el piloto salió ileso. Desafortunadamente, debido a cómo de destrozado quedó el monoplaza, su participación en la clasificación y en la carrera queda muy comprometida.

 

 

Imagen: Indycar
 

Lecturas recomendadas

Más de Fernando Alonso, campeón de Fórmula 1 y mucho futuro por delante