Skip to main content

Noticia

Tecnología

Un hombre de 83 años patenta bordillos luminosos para reducir la accidentalidad

Un hombre de 83 años patenta bordillos luminosos para reducir la accidentalidad
Su idea ya se ha industrializado, e instalado en algunas localidades españolas.

Un hombre de 83 años patenta bordillos luminosos para reducir la accidentalidad en las rotondas generada por la poca visibilidad una vez empieza a caer la noche, o en momentos de baja visibilidad. Su nombre es Leonardo Azcona, y es un aparejador jubilado cuya idea podría suponer el fin de buena parte de los accidentes que tienen lugar en las rotondas.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

El bordillo ideado por este hombre está hecho de hormigón armado; tiene un metro de largo, y en su interior hay un hueco de 43 cm, que permite alojar luces LED de diversos colores, y que son las encargadas de iluminar los perímetros de las rotondas. El toque final lo da un recubrimiento de policarbonato para hacer que la estructura sea resistente. El resultado: bordillos luminosos, visibles, y resistentes, con lo que aunque un camión les pase por encima, resistirán. 

El consumo de electricidad es muy bajo al ser lámparas led. 

Tras desarrollar su idea, Leonardo Azcona decidió llevarla a cabo, algo que pudo hacer gracias a unos moldes que fabricaron en una carpintería de su localidad. Una vez hechas las primeras piezas, se pudo industrializar el proceso de fabricación. Leonardo Azcona ha patentado la idea.

No te pierdas: Circular en una rotonda: qué debes hacer y qué no

La instalación de estos bordillos luminosos es rápida, solo lleva entre dos y tres días, y no requiere ni de obras, ni rebajar la acera ni nada más que pegar este elemento al bordillo ya existente con resina.

Funcionan con el alumbrado público

Estos bordillos luminosos ya se han instalado en varios municipios de Madrid, como Torrelodones (donde vive Leonardo), Humanes o Leganés. Para que funcionen, tan solo han de conectarse al alumbrado público; de este modo, las luces LED de estos bordillos se encienden y se apagan a la vez que las farolas de la calle.

Fuente: El Mundo


 

Y además