Skip to main content

Noticia

Motor

La Guardia Civil y la Policía de Madrid reclutan aspirantes en prácticas como refuerzo contra el COVID-19

viajes en coche que prohíbe la Guardia Civil

La Benemérita es el cuerpo de seguridad que más está sufriendo las consecuencias del coronavirus en su plantilla. Los datos oficiales hablan de tres fallecidos, 229 contagiados y cerca de 3.000 agentes en cuarentena. Es por eso que la Guardia Civil valora la posibilidad de reclutar aspirantes en prácticas como refuerzo contra el COVID-19.

Según hemos podido confirmar por fuentes cercanas desde Autobild.es, la Dirección General de la Guardia Civil habría solicitado a todas las comandancias que preparen un listado con los potenciales candidatos. 

Las ideas que se barajan para aumentar el número de agentes disponibles para la lucha contra el COVID-19 son dos:

  • reclutar a los futuros guardias civiles que ya han superado todas las pruebas teóricas de acceso al Cuerpo y ahora se encuentran cumpliendo su período de prácticas
  • rescatar a los agentes en reserva (prejubilados), de entre 56 y 65 años, para realizar patrullas con el Ejército (esto es algo que ya se ha valorado como refuerzo a los examinadores de tráfico)
Guardia Civil

La Policía Municipal de Madrid ya ha dado la orden

La idea de aumentar el número de agentes en las calles con aspirantes en prácticas ya se le había ocurrido al Ayuntamiento de Madrid.

La Policía Municipal contará desde la próxima semana con el apoyo de los alumnos que preparan la fase final de acceso al Cuerpo. Los aspirantes serán destinados a puestos de vigilancia estática, mientras que los agentes que habitualmente ocupan estos puestos saldrán a reforzar a las patrullas de vigilancia.

Mientras sus altos mandos buscan soluciones para paliar el descenso de número de agentes que se tienen que dar de baja por el coronavirus, los agentes que siguen en la calle piden más medidas de protección. Su mayor deseo es reconocidos como personal de "alto riesgo"; de esta forma podrían tener acceso a las pruebas de detección de la enfermedad y material de protección. Mientras las mascarillas, guantes y geles desinfectantes llegan con cuentagotas a los destacamentos y unidades de policía, los agentes tratan de protegerse con EPIs que ellos mismos han tenido que comprar. 

Y además