Noticia

El guardia civil que mató a un conductor alega locura

El guardia civil que mató a un conductor alega locura

Rebeca Álvarez

29/04/2016 - 07:34

El abogado del guardia civil que mató a un conductor tras un accidente de tráfico alega locura y solicita un informe psicológico. Al parecer creía que la víctima era un terrorista y no entiende por qué está en la cárcel cuando cree que "le deberían haber condecorado".

No te pierdas: Escalofriante atropello a un guardia civil en Madrid

Novedades en el caso del guardia civil mató a tiros a un hombre tras un accidente de trádico ocurrido en el kilómetro 67 de la A-3, a la altura del municipio de Fuentidueña de Tajo (Madrid). Según publica la agencia EFE, su abogado alega locura y asegura que el supuesto agresor estaba atravesando "un grave trastorno psicológico" que le llevó a pensar que la víctima "era un yihadista".

Tanto el abogado defensor como el juez han solicitado un informe psicológico que aclare en qué condiciones se encontraba el guardia civil de 31 años en el momento en que disparó al joven marroquí con el que tuvo un accidente de tráfico.

Según apuntan fuentes policiales, ambos se enfrascaron en una discusión después de que la víctima chocara contra la mediana y de rebote, impactara contra el vehículo del presunto homicida, aunque no se descarta que ocurriera al revés. "Intentó darse a la fuga, así que le bloqueé con mi coche", afirma el arrestado.

Después, el agente se bajó del coche y disparó con su arma reglamentaria en la cabeza del conductor, que murió en el acto. Cuando llegó a la zona la Unidad de Tráfico realizaron un narco-test al acusado y dio positivo en consumo de cannabis, aunque la juez que instruye el caso ha ordenado un análisis de sangre completo que determine si ingirió esa u otra droga.

El detenido, que pertenecía al cuerpo desde hace 10 años, se encontraba fuera de servicio debido a una lumbalgia, por lo que podía llevar el arma reglamentaria; sin embargo, en el coche encontraron también una catana, por lo que se le someterá a una prueba psiquiátrica para confirmar, como se sospecha, que tiene sus facultades mentales trastornadas. 

Su abogado asegura que "atravesaba un grave trastorno psicológico desde hacia 10 días que le hizo pensar que todos los marroquíes eran terroristas". Es más, cuenta que "no entiende por qué está detenido y cree que debería ser condecorado" por lo que hizo.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches