Skip to main content

Noticia

Motor

La Guardia Civil da los dos consejos clave para conducir con lluvia

La Guardia Civil da los dos consejos clave para conducir con lluvia

La lluvia es uno de los fenómenos meteorológicos más habituales y lo cierto es que su presencia no sólo dificulta la circulación, también la conducción. Con las precipitaciones tenemos que prestar más atención al volante y adoptar formas más delicadas ya que la adherencia de los neumáticos a la carretera disminuye poniendo en peligro la seguridad vial. No obstante, también hay que hacer un ejercicio de prevención que nos recuerda la Guardia Civil con sus dos consejos clave para conducir con lluvia.

Comparativa de neumáticos 'all season': los mejores y los peores para todo el año

Conviene tener presente que la lluvia es peligrosa tanto cuando aparece como cuando se intensifica. En el primer caso, cuando la carretera no está muy mojada, la mezcla que se produce con la grasa y el polvo convierte el asfalto en una superficie resbaladiza, poco adherente y peligrosa. En la segunda situación, cuando las precipitaciones son elevadas, podemos sufrir aquaplaning y por ello tenemos que ser precavidos.

Dos consejos clave para conducir con lluvia

Sabiendo que en algún momento vamos a enfrentarnos a condiciones climatológicas adversas cuando vamos al volante del coche, hay que cuidar una serie de componentes y elementos para poder circular con seguridad. La Guardia Civil pone el acento en los neumáticos y en el limpiaparabrisas.

La Guardia Civil da los dos consejos clave para conducir con lluvia

La importancia de los neumáticos

Los neumáticos son el punto de contacto del vehículo con el asfalto, razón por la que siempre deben estar en buen estado independientemente de la época del año. No obstante, cuando llega el frío es aún más importante que los canales del dibujo tengan la profundidad exigida para poder retirar la lluvia con efectividad, reducir un posible aquaplaning y mantener mejor la dirección y el tacto de volante. La ley exige, como mínimo, 1,6 milímetros, pero por debajo de 3 la función que desempeñan se ve comprometida. 

Neumáticos de segunda mano: ¿lo barato sale caro? ¡Sí!

No debemos descuidar tampoco la adecuada presión de los neumáticos ya que si está por debajo de su nivel, el dibujo de la banda de rodadura se deformará más de lo habitual y se reducirá la capacidad de sacar el agua por los canales de drenaje. Además, los flancos laterales perderán consistencia en los apoyos en curva.

La Guardia Civil da los dos consejos clave para conducir con lluvia

La visibilidad

Ver y ser vistos cuando estamos circulando es primordial, pero adquiere una especial importancia cuando el escenario de conducción no es el ideal. La lluvia reduce la visibilidad, hay menos luz y las gotas arreciando contra el parabrisas tampoco ayudan: es entonces cuando el limpiaparabrisas resulta fundamental y para cumplir su misión debe estar en buen estado.

Lo cierto es que es un componente al que los efectos del clima le afectan de manera especial ya que con el calor, por ejemplo, se acorta su vida útil. Por otro lado, la falta de uso también le perjudica porque la goma enseguida reseca y pierde efectividad reduciendo su capacidad de barrido y, en última instante, comprometiendo nuestra visibilidad. Échales un vistazo para comprobar si funcionan correctamente y no te olvides de revisar el nivel del líquido de su depósito: si puedes incluir algún tipo de anticongelante en el mismo, limpiar la suciedad y hacer frente a las inclemencias del tiempo será mucho más sencillo

Y además