Skip to main content

Noticia

La grúa se lleva su coche y encima lo destroza

La grúa se lleva su coche y encima lo destroza

Si alguna vez te ha pasado, seguro que ha arruinado tu día. Que la grúa se lleve tu coche es toda una faena, de eso no hay duda, aunque más lo es que tu coche acabe destrozado por la torpeza de los operarios.

Que tu coche se lo lleve la grúa es una faena, de eso no hay duda. Llegar al sitio justo donde has aparcado tu coche y que ya no esté, puede convertir en pesadilla tu día. Aunque si además de llevarse tu coche la misma grúa lo destroza, entonces es para cerrar los ojos y desear que todo esté siendo un sueño. Esto es justo lo que le ha ocurrido al dueño del Ford Mondeo que aparece en escena, un coche que acaba mal parado por la torpeza de los operarios.

El conductor del Ford Mondeo protagonista ha dejado mal aparcado su coche. La circulación se ve interrumpida por lo que la grúa no se demora y viene a retirarlo. Esta maniobra debería ser sencilla, más cuando los que tienen que realizar esta operación están acostumbrados a hacerlo. Es por eso que pensamos que o bien eran el primer día que trabajaban o que se habían levantado con el pie izquierdo. Y es que entonces no se explica este destrozo.

Después de ver cómo quedó su coche estamos seguros que el dueño de este Ford Mondeo se pensará más de una vez dejar el coche mal aparcado. Como puedes ver en el vídeo que te dejamos más abajo, la grúa elegida para hacer la tarea utiliza un tipo de remolque especial. Este mismo tiene que levantar el coche y subirlo a la plataforma para en ella poder remolcarlo hasta el depósito.

No te pierdas: 'Vídeo: 120 BMW acaban destrozados'

Al principio la maniobra no presenta ninguna incidencia, aunque era cuestión de tiempo. El brazo que mueve al Ford Mondeo impacta contra el techo del mismo modelo causándole daños de importancia en esta zona. La poca habilidad del operario termina rompiendo el parabrisas del coche para incredulidad de los allí presentes, una torpeza que obligó posteriormente a indemnizar al propietario de dicho modelo.

Lecturas recomendadas