Noticia

Gama Skoda GreenLine: una apuesta por el cuidado del medio ambiente

Redacción Auto Bild

26/10/2010 - 17:37

La nueva familia incluye todos los modelos del fabricante checo tras la incorporación del Yeti y Superb Combi. Ha sido presentada recientemente en el Salón de París y está enfocada a la reducción del consumo y las emisiones de CO2.

La segunda generación Skoda GreenLine busca una mayor eficiencia a través de numerosas modificaciones en el vehículo y en su mecánica. Utiliza propulsores eficientes como el 1.2 TDI CR (Fabia, Roomster) y el 1.6 TDI CR (Superb, Yeti y Octavia), que cuentan con filtro de partículas y ofrecen un par máximo de 180 (2.000 rpm) y 250 Nm (1.500-2.500 rpm), respectivamente. Además, incorporan ajustes específicos en las unidades de control.

El Start-stop constituye el avance tecnológico más importante de esta gama ecológica. Según el fabricante, es capaz de reducir el consumo hasta un 10% -o incluso más- si el coche se utiliza únicamente en ciudad. El sistema de recuperación de la energía de frenado, por su parte, posibilita que una parte de la potencia cinética retorne en forma de electricidad a la batería a través de un generador, y disminuye así consumo de combustible. Otros elementos destacados son los neumáticos de baja resistencia a la rodadura, las mejoras aerodinámicas en la carrocería y el chasis de casi todas las versiones GreenLine, y el indicador de marcha recomendada en el panel de instrumentos.

Skoda Fabia y Roomster GreenLine. Las modificaciones en el diseño de estos dos modelos han reducido significativamente el consumo y las emisiones de CO2: 3,4 l/100 km y 89 g/km (Fabia GreenLine y Fabia Combi GreenLine) y 4,2 l/100 km y 109 g/km (Roomster).


Skoda Octavia GreenLine. La primera de sus dos versiones de consumo reducido, la GreenLine, se comercializa con las carrocerías berlina y Combi. Sus cifras (3,8 l/100 km y 99 g/km) hacen de él uno de los modelos más eficientes de su categoría. La segunda, denominada Green tec (4,2 l/100 km y 109 g/km), se diferencia de la anterior en los extras disponibles (dispositivo de remolque, llantas más grandes, etc.), que aumentan significativamente su peso y empeoran la aerodinámica.

Skoda Yeti GreenLine. Pese a su frontal de mayor tamaño, registra un consumo de 4,6 litros y unas emisiones de 119 g/km. Acelera de 0 a 100 en 12,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 176 km/h.

Skoda Superb y Superb Combi GreenLine. La variante GreenLine se incorpora también al buque insignia de la marca, el Superb y el Superb Combi. Ambos ofrecen un consumo en ciclo combinado de 4,4 litros y unas emisiones de 114 g/km. La berlina checa acelera de 0 a 100 en 12,5 segundos y alcanza una velocidad punta de 192 km/h (12,6 segundos y 190 km/hora en el Combi).

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches