Skip to main content

Noticia

Así funciona el 'Modo Wet' de Porsche que aumenta la seguridad en carreteras mojadas

Modo Wet de Porsche

Entre otras muchas bondades, el 911 pasará a la historia como el modelo que estrenó el Modo Wet de Porsche.

Si no has oido hablar de él, no es porque no estés al tanto en las últimas novedades de automoción, es porque es algo completamente nuevo. Vamos a contarte cómo funciona.

VÍDEO: Launch Control del nuevo Porsche 911 2019, ¡qué sonido!

El Modo Wet de Porsche que estrena el Porsche 911 es un novedoso sistema que detecta si el asfalto está lo suficientemente húmedo y, en ese caso, adaptar los ajustes del vehículo para aumentar la estabilidad de marcha sobre esa superficie.

Así funciona el 'Modo Wet' de Porsche

La traducción del nombre nos da una buena pista de lo que nos vamos a encontrar. En inglés, wet significa húmedo por lo no hay que ser muy intuitivos para adivinar que se trata de un sistema que aumenta el agarre cuando el asfalto está mojado. Ahora bien, ¿cómo lo hace?

Para aumentar su seguridad, el nuevo Porsche 911 será el primer modelo de la casa en probar el modo de conducción en mojado.

“El Modo Wet se ha desarrollado para proporcionar ayuda al conductor en condiciones de asfalto mojado. Con él no se restringe la potencia del motor ni se limita la velocidad máxima y, por tanto, no debe utilizarse como un seguro para conducir muy rápido en esas circunstancias. Pero sí puede considerarse como un sistema de ayuda en el sentido más auténtico”, comenta August Achleitner, que ha sido responsable de la gama 911 durante muchos años.

Lo que hace el Modo Wet de Porsche es detectar la humedad del asfalto y alertar al conductor mediante señales acústicas del riesgo de aquaplaning. Para ello, cuenta con sensores instalados en las aletas delanteras que detectan si hay espray de agua en la zona. "Esta es la gran diferencia con los sensores de lluvia", explica la marca en un comunicado. "Estos sólo reaccionan de forma óptica con las gotas que caen sobre el cristal independientemente de las condiciones del asfalto. Sin embargo, el agua puede seguir estando en la calzada cuando ha pasado la lluvia".

Cuando el sistema detecta una superficie húmeda, el funcionamiento de los sistemas Porsche Stability Management (PSM) y Porsche Traction Management (PTM) se pone sobre aviso para intervenir. "En esas circunstancias, ambos actúan más pronto y de manera más sensible de lo habitual. Además, aparece una alerta en la parte derecha del cuadro de instrumentos, junto al cuentarrevoluciones", explica Porsche. De esa manera se informa al conductor de que se ha detectado humedad y le recomienda que cambie manualmente al modo Wet.

Con el Modo Wet activado, la entrega del par motor es más suave y la estrategia de cambio de la nueva transmisión PDK de ocho velocidades se adapta automáticamente a esa forma de funcionamiento. Y si el coche supera los 90 km/h se despliega el spoiler trasero hasta la posición de carga aerodinámica superior, las aletas para el aire de refrigeración se abren, las características del pedal del acelerador se hacen más planas y no se permite la desconexión del PSM ni la activación del modo Sport.

Y además