Skip to main content

Noticia

Francia pondrá radares en coches privados

Radar móvil DGT

Según el ministro de Interior francés, el objetivo es "reorientar las labores de la policía hacia misiones de seguridad".

Francia quiere usar coches privados para porar radares móviles. Según el ministro de Interior francés Gérard Collomb, el principal objetivo es "reorientar las labores de la policía hacia misiones de seguridad". El país galo privatizará el control de la velocidad en las carreteras a partir del mes de noviembre. Los primeros coches privados con radar empezarán a rodar por la región de Normandía, donde se llevan efectuando pruebas desde febrero. 

Este proyecto arrancará con 26 coches privados, si bien la idea es que finalmente, un total de 400 coches privados sean los encargados de llevar los radares móviles (en lugar de la Gendarmería Nacional francesa). 

VÍDEO: 5 coches que son un drama para los radares

En cuanto al funcionamiento de estos coches particulares con radar, será distinto al de los coches de la Gendarmería. El conductor deberá ir de un punto a otro que especifiquen las autoridades de la seguridad vial francesa. El particular no sabrá en ningún momento cuántos vehículos ha pillado el radar que lleva en su vehículo. Tampoco podrá desviarse de su ruta, de lo contrario su compañía será penalizada. Según el Ministerio de Interior, este proceso generará 1.000 puestos de trabajo. 

Por su parte, las asociaciones de automovilistas francesas tienen ciertas reservas hacia esta privatización, y consideran que es una medida con un mero afán recaudatorio. Según la revista gala Autoplus, en la actualidad, los agentes patrullan con el radar una media diaria de 1 hora y 13 minutos. Con el nuevo sistema de coches privados con radar, la vigilancia efectiva se multiplicaría hasta las seis horas por día. Así, el Ejecutivo francés podría pasar de ganar dos millones de euros a ocho millones con la imposición de multas. El gobierno de Macron prevé invertir 53 millones de euros y alcanzar una rentabilidad del 82% cuando el sistema esté plenamente implantado.

Fuente: El Mundo

Lecturas recomendadas