Skip to main content

Noticia

Estilo de vida

Flatline: un entrenamiento tan duro que necesita un médico

Flatline: un entrenamiento tan duro que necesita un médico

¿Buscas una disciplina que te lleve al límite? Prueba Flatline, un entrenamiento tan exigente que se necesita tener un médico al lado. Presentado hace días en Londres, consta de un circuito que ha de completarse cinco veces, en 45 minutos. Muy pocos lo logran...

Los cinco deportes con los que quemas más calorías son...

¿Eres de los que siempre necesita un poco más, de los que quiere saber hasta dónde es capaz de llegar? Puede (solo puede) que lo halles en Flatline: un nuevo entrenamiento que trata de ponerte al límite, y que podría incluso llegar a desbancar al Crossfit como actividad de moda entre los amantes del fitness. Su dureza es tal, que es imprescindible la presencia de médicos para su práctica.

Flatline se estrenó hace unos días en Londres, y promete ser el entrenamiento más duro hasta la fecha; sus creadores han unificado las partes más difíciles de varias disciplinas, y, como te comentaba, se requiere la presencia de un médico al lado para poder practicarlo. "Es el más exigente porque combinamos rutinas que son de por sí muy difíciles y las juntamos en un circuito que hace que sea casi imposible finalizar la clase", explica Firas Iskandarani a la BBC, uno de los entrenadores de la cadena de gimnasios GymBox, los creadores de este entrenamiento tan extremo.

Flatline: con oxígeno y médicos

La sala en la que se practica Flatline ha de estar dotada con estaciones de oxígeno, y además debe estar presente personal sanitario por si se necesitasen sus servicios. 

Una sesión de Flatline dura unos 45 minutos y, obviamente, su dureza no lo hace apto para cualquier persona. De hecho, cualquiera que lo practique ha de firmar una exención de responsabilidad, y la autorización para donar sus órganos…

En un vídeo promocional de Flatline, la doctora Emma Bradley advierte de que: "El riesgo con este tipo de clase es que se puede sufrir de dolores en el pecho, falta de aire, vómitos o en el peor escenario se pueden desmayar o sufrir un paro cardiaco".

Flatline consta de un circuito que ha de repetirse cinco veces llevando un chaleco de 12 kilos. El circuito consta de las siguientes pruebas: subir por una cuerda, hacer ejercicios de mancuernas, lanzar las 'Atlas Stones' (unas bolas muy pesadas), 'burles' sobre cajas y un sprint de 45 metros. Y, por lo visto, pocos son los que logran completarlo todo...

Lecturas recomendadas