Skip to main content

Noticia

La fiscalía alemana lleva a cabo registros por el caso de las emisiones de Audi

Audi emisiones

Manipulación de emisiones contaminantes.

Nuevos avances en el caso de las emisiones de Audi: la Fiscalía Estatal de Múnich ha llevado a cabo registros en varios inmuebles de ex directivos de la marca alemana y de un trabajador relacionados con la investigación por la manipulación de gases contaminantes.

VÍDEO: El test de emisiones WLTP explicado en un minuto

Los registros han tenido lugar porque, según un comunicado emitido por la institución, la fiscalía tiene sospechas de que los tres sujetos podrían haber sido “corresponsables” en una “parte sustancial” de la venta de los vehículos diésel que habían sido previamente manipulados mediante la instalación de software que permitía el fraude de las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx).

Ex-empleado de Audi detenido por el diéselgate

Es solo el último paso (por el momento) de la investigación, que ya llevó el hace apenas dos semanas a investigar la sede de Audi en Ingolstadt así como su planta de producción ubicada en Neckarsulm. En esa ocasión la fiscalía admitió que “ahora el foco de los investigadores está en el uso de motores diésel V6 de 3 litros para el mercado europeo”, que ya habían sido investigados en Estados Unidos. La compañía afirmó dos años antes, en noviembre de 2015, que dichos propulsores equipaban en el mercado estadounidense un dispositivo ilegal que permitía saltarse los límites de emisiones de dicho mercado.

Las reparaciones del diéselgate han hecho que los coches vayan peor

En total se estima que hasta 210.000 vehículos podrían estar afectados por el fraude, lo que en enero de este mismo año hizo que la Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA) alemana, la DGT del país, obligara a Audi a llamar a revisión a 127.000 coches por estar afectados, 77.600 de ellos solo en territorio alemán. Los modelos implicados son los Audi A4, A5, A6, A7, A8, Q5 y Q7.

Fuente: Efe.

Lecturas recomendadas