Noticia

F1

Ferrari también habla sobre la polémica de los neumáticos

Ferrari - box - neumaticos - Malasia - 2013
Redacción Auto Bild

La Scuderia Ferrari no ha querido dejar pasar la oportunidad de hablar sobre las críticas que Red Bull ha hecho en cuanto a los neumáticos y cómo estas han acabado provocando el cambio de estrategia de Pirelli.

Ferrari también se suma a la polémica
de los neumáticos
y lo hace tirando de sarcasmo. A través
de su espacio más 'ácido' en la web (El Grillo Rampante) la
Scudería ha querido dar su punto de vista en cuanto a las críticas
que Red Bull ha hecho sobre los neumáticos
Pirelli
y cómo esto ha provocado que el suministrador vaya a
volver a las estructuras de 2012. Esta es la carta completa que ha
publicado Ferrari sobre el asunto:

Corren tiempos difíciles para aquellos que sufren problemas de
memoria. Tal vez influenciados por la cantidad de información de la
que se dispone hoy en día, la gente habla demasiado rápido y sin
hacer memoria, olvidando algunos hechos de un pasado bastante
reciente. O tal vez sea que las neuronas encargadas de recordar se
activan de manera selectiva, en función de los resultados obtenidos
en pista. 

Un clásico ejemplo de lo que estamos hablando sería la saga
actual de historias sobre el número de paradas en boxes. Han
surgido voces que subrayan el hecho de que varios equipos, algunos
de los que llegaron al podio y otros de los que quedaron bastante
lejos, hicieron cuatro paradas en el Gran
Premio de España
, haciendo que la carrera fuera difícil de
seguir. Lástima que estas respetables almas guardaran silencio dos
años atrás cuando, tanto en el mismo Circuit de Catalunya, como en
la pista de Estambul, cinco de los seis pilotos que subieron a sus
respectivos podios realizaron exactamente el mismo número de
paradas que Alonso y Massa el domingo pasado en el Gran
Premio de España

De hecho, no es ninguna novedad que se pueda ganar una carrera
con ese número de paradas en boxes, incluso descartando las que se
debieron a las condiciones meteorológicas. Basta con volver a 2004,
año en el que Michael Schumacher se impuso en el Gran Premio de
Francia gracias a una estrategia que pasó de las tres paradas
programadas, hasta cuatro. Esto fue clave en su momento para que el
F2004 del campeonísimo alemán pudiera superar al entonces piloto de
Renault Fernando Alonso, que fue a tres. Y, ese
día -que nosotros recordamos muy bien-, fueron muchísimos los
elogios que se recibieron por la elección de aquella estrategia y
los que se dedicaron al proveedor de neumáticos por haber sacado el
máximo partido al coche. 

Hoy, sin embargo, parece que uno casi tiene que avergonzarse de
haber escogido una estrategia que, como siempre, esté encaminada a
obtener el máximo rendimiento del paquete del que se dispone. Si
encima resulta que esa elección estaba hecha desde el viernes,
porque todas las simulaciones fueron unánimes a la hora de
escogerla… Entonces, a ver por qué uno tiene que sentirse
avergonzado a la hora de compararse con los que eligieron una
opción diferente, sólo para lamentarse luego durante la
carrera. 

Fuente: Scuderia Ferrari

 
Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

-

Lecturas recomendadas