Noticia

Coches clásicos

Ferrari 290 MM: un sueño de 25,4 millones de euros

Raúl Salinas

14/12/2015 - 16:43

El Ferrari 290 MM, que pilotó Fangio y que cuenta con un palmarés histórico alucinante, ya ha sido subastado y en la cita que organizó RM Auctions en Nueva York, alcanzó un precio a la altura de su pedigree y exclusividad: 24,5 millones de euros. ¡Alucinante! Si te preguntas qué tiene de especial este bólido de 1956, dale al play, seguramente cuando terminen los dos minutos de vídeo, lo entenderás.

Estoy contigo: un coche que cuesta 24,5 millones de euros es una locura. Pero hay coches, realmente únicos y especiales, que todo el mundo desea tener, bien por su diseño, o bien por sus prestaciones o por su historia. El Ferrari 290 MM, que se ha subastado en Nueva York y que era la estrella de la cita de RM Auctions, ha colmado las expectativas, fijando un precio de 28,05 millones de dólares, lo que al cambio suponen 24,5 millones de euros. Con tal cantidad te podrías comprar un Ferrari LaFerrari, un McLaren P1, un Porsche 918 Spyder, toda la gama de Aston Martin y de Bentley, el Bugatti Veyron y todavía te sobraría dinero para un par de casas, ¡o tres! 

Te interesa: ¿Por qué nadie quiere los Ferrari del Rey?

Pero este Ferrari 290 MM sobrepasa los límites que se piden a un coche clásico de primer nivel. Cuando un coche así se pone a la venta tres son los elementos que se tienen en cuenta para fijar un precio adecuado: exclusividad, pedigree en competición y diseño. El Ferrari 290 MM cumple con creces en los tres apartados, aunque donde realmente da el 'do de pecho' es en términos históricos, ya que este bólido ha participado en un gran número de grandes premios con pilotos de renombre a sus mandos. ¡Pocos vehículos tienen un palmarés semejante! Y ese es el principal motivo del precio tan alto: ¡incluso el mismísimo Enzo Ferrari aposentó su trasero en él! Historia viva del automóvil.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Ferrari

Ferrari

Modelos de Ferrari más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches