Skip to main content

Noticia

F1

Fernando Alonso se confina para no arruinar Indianápolis

Fernando Alonso en Indianápolis

Alonso se prepara, en casa, para su mayor reto de 2020.

Fernando Alonso tomará todas las precauciones posibles para no poner en peligro su participación en las 500 Millas de Indianápolis 2020. El piloto asturiano se ha ‘autoconfinado’ para no arriesgarse a un contagio que echaría por tierra su carrera más importante del año. Desde casa sigue entrenando para estar a tope para el gran evento.

VÍDEO: Todo sobre las 500 Millas de Indianápolis

Las 500 Millas de Indianápolis fueron aplazadas desde el mes de mayo hasta agosto por la pandemia del coronavirus, que hacía imposible la disputa de eventos deportivos en el país y, mucho menos, con público. En la nueva fecha, y a pesar de que la cifra de contagios diarios en Estados Unidos sigue asustando, se ha optado por reducir la asistencia de público al 25% e imponer un estricto protocolo de seguridad para evitar la difusión del virus.

Aún así y aunque la organización de la carrera - capitaneada por el histórico Roger Penske, dueño de la escudería Penske de Indycar y NASCAR y también de la Indycar - quiere seguir adelante con la prueba, las dudas sobre la disputa de las 500 Millas no se han disipado. De hecho, muchos pilotos ya han dicho que no están del todo seguros de que el evento vaya a celebrarse, por mucho que en EEUU se haya decidido afrontar la pandemia poco menos que ignorando la existencia del virus y sus fatales consecuencias.

A la complicada situación sanitaria en Estados Unidos se une la dificultad para entrar en el país desde Europa. El otro español de la Indycar, Alex Palou, ya sufrió dificultades para estar preparado para el inicio de la temporada, que tuvo lugar en junio en Texas. Fernando Alonso, consciente de los problemas que se puede encontrar, viajará hasta Indianápolis a principios de agosto y hasta la llegada de la fecha estará confinado en casa por precaución, según publica “El Confidencial”.

De acuerdo con este medio, Alonso ha estado en contacto con su buen amigo Antonio García, piloto oficial de Chevrolet en el campeonato americano de resistencia IMSA, que lleva afincado más de una década en Estados Unidos y le ha informado sobre cómo está la situación allí. 

Después de hacerlo y ante el temor de dar positivo en su llegada a Estados Unidos o cuando emprenda su viaje, Alonso ha decidido aislarse de forma voluntaria para no echar por tierra su carrera más importante del año. El asturiano sabe que, con el McLaren Arrows de la Indy puede tener opciones de estar delante y luchar por un buen resultado, como ya han hecho sus compañeros, los pilotos titulares Oliver Askew y Pato O'ward.

Desde casa, y a la espera de la primera semana de agosto, Alonso sigue entrenando para estar a tope para la carrera. El evento dará comienzo con los primeros entrenamientos el 11 de agosto, para luego continuar toda la semana de prácticas. Al final de la misma, los días 15 y 16, se celebrará la clasificación y justo una semana más tarde, el 23 de agosto, la carrera.

Imagen: Motorsport Images

Y además