Skip to main content

Noticia

Por esto nunca debes colocarte cerca de un coche que hace 'donuts' (en vídeo)

Por qué no debes ponerte cerca de un coche que hace donuts
Luego no digas que no te hemos avisado...

En ese afán que vivimos por inmortalizar todo en nuestro teléfono móvil para luego compartirlo en las redes sociales, nos exponemos a riesgos innecesarios. 

El vídeo que vas a ver en unos segundos en una prueba de ello y explica a la perfección por qué nunca debes colocarte cerca de un coche que hace donuts.

Para los más espabilados (léase prudentes), lo de no de dejar unos cuantos metros de distancia entre el coche que driftea y el público que lo contempla es una temeridad. Pero hay ocasiones en las que no medimos bien los riesgos (que levante la mano quien nunca se la haya jugado más de lo necesario) y otras en las que aunque creemos haber puesto los medios para evitar el peligro, resulta que el medio es todavía más peligroso.

Esto último es lo que les ha pasado a los protagonistas de este vídeo que hemos cazado de Youtube.

Lo que iba a ser un rato entretenido viendo como uno de sus colegas hacía donuts (o drifts para ser un poco más rigurosos) con su Ford Mustang terminó por convertirse en un buen susto.

Los espectadores querían grabar la secuencia lo más cerca posible y pensaron que si lo hacían desde el interior de una camioneta estarían a salvo. Lo que no pensaron es que el escenario elegido para rodar la escena estaba cubierto de gravilla y piedras que cuando el Mustang tomase velocidad iban a salir despedidas cual proyectiles.

Y así pasó. Con el coche haciendo derrapes las piedras se convirtieron en balas que salían disparadas a gran velocidad provocando que los cristales de las ventanillas de la camioneta que habían aparcado a escasos metros para poder grabar el drift se rompieran en mil pedazos.

 

La grabación se interrumpe en el momento en que los ocupantes de la furgoneta son atacados por las piedras. No sabemos si hubo heridos, si los hubo no debieron ser graves. Al menos, para la próxima, habrán aprendido la lección.

Y además