Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Este país sabe cómo acabar con los coches eléctricos

Este país sabe cómo acabar con los coches eléctricos

La fórmula para acabar con los coches eléctricos es tan eficaz como sencilla: anunciar el fin de las subvenciones. El país que lo ha comprobado es Dinamarca. Hasta hace unos meses a la cabeza en lo que a matriculaciones de eléctricos se refiere ha visto caer las ventas hasta un 60% en pocas semanas. La razón: ha dicho que para 2020 se acabaron las ayudas a la compra y uso de vehículos eficientes.

Si la fórmula perfecta para incentivar la venta de cualquier artículo es bajar su precio; la antítesis, es decir, la receta para fulminar su éxito es juto lo contrario.  Dinamarca lo ha comprobado y se ha convertido en el país que sabe cómo acabar con los coches eléctricos.

Hasta hace poco, Dinamarca era, junto con Noruega, uno de los países donde más coches eléctricos se vendían. La razón era evidente: su Gobierno apostaba fuerte por la movilidad eléctrica y a una buena infraestructura de recarga se unía un programa de ayudas a la compra muy suculento.

Pero por razones que se deconocen, hace unas semanas los dirigentes daneses anunciaron que en 2020 pondrían fin a todas las subvenciones que beneficiaban a los compradores y conductores de coches eléctricos.

La fecha del fin se veía todavía lejana pero, aún así, el mes pasado las ventas cayeron hasta un 60,5% con respecto al mismo período de 2016.

Lo curioso es que en lugar de dar marcha atrás con su decisión de recortar las ayudas a los enchufables para tratar de frenar la caída de las ventas, el Gobierno danés ha determinado ¡adelantar la fecha!

 

De acuerdo con las últimas noticias oficiales si antes era 2020 el tope fijado para la concesión de ayudas, ahora no se dará ni un euro desde el momento en que empiece 2019.

Con todo y con eso, las previsiones para el mercado de eléctricos en Dinamarca apuntan que entre 2016 y 2018 e venderán 5.000 unidades. Habrá que ver si lo cumplen pero las esperanzas no son buenas y el pasado no ayuda a ser positivos: en 2015, Tesla vendió 2.738 unidades en 2015; un año después, tras una primera amenza de eliminar las subvenciones solo hizo 176 matriculaciones.

Lecturas recomendadas