Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

En este país, los coches eléctricos pueden ir más rápido que el resto

autonomía Jaguar eléctrico

Quizá sea este el impulso que les falta...

Austria acaba de inventar el que puede ser el incentivo definitivo para la movilidad eléctrica: permitir que los coches eléctricos circulen más rápido que el resto.

No es un proyecto. Se trata de una medida real incluida en su nuevo Plan de Movilidad con el que pretende potenciar el uso de coches eléctricos en detrimento de los de combustión.

La nueve medida es tan sencilla como (creemos) eficaz: mientras los vehículos convencionales no podrán pasar de 100 km/h, los eléctricos podrán pisar el acelerador hasta 130 km/h. Esto supone que entre eléctricos y no eléctricos habrá una diferencia de hasta el 30%.

También habrá incentivos económicos

El paquete de medidas aprobado por el Gobierno de Austria para incentivar la venta de coches eléctricos incluye también incentivos económicos.

Si la idea de favorecer a los eléctricos en lo que a velocidad máxima se refiere es algo completamente nuevo, el resto de medidas son conocidas. El Plan de Movilidad de Austria incluye aparcamiento gratuito para los coches eléctricos que también podrán circular por el carril bus.

"Para lograr los objetivos climáticos propuestos por la UE para 2030 y los objetivos del Acuerdo de París, el sector del transporte también debe hacer su contribución y eliminar CO2 de las carreteras", ha dicho la ministra de Sostenibilidad austríaca Elisabeth Köstinger .

"Un instrumento esencial para alcanzar estos objetivos es el fortalecimiento de la movilidad eléctrica. Con la decisión del Consejo Nacional, la primera medida del paquete de movilidad eléctrica del gobierno se está implementando en el día de hoy", afirma Köstinger.

A 130 km/h en más de 400 kms de carretera

La medida que permite circular más rápido a los coches eléctricos se aplicará en un total de 440 kms de carreteras. 

Es la primera vez que escuchamos hablar de límites de velocidad específicos para coches eléctricos. En España, al menos en Madrid, esta medida podría ser bien recibida, sobre todo por las voces que denunciaban que el protocolo anticontaminación de Madrid castiga a los coches eléctricos al aplicarle las mismas restricciones de velocidad que al resto de vehículos. 

Lecturas recomendadas