Skip to main content

Noticia

Este Mercedes SLR McLaren de FAB Designs es para arrancarse los ojos

Mercedes SLR McLaren

Un Mercedes SLR McLaren de lo más exclusivo ha sido avistado en las calles de Mónaco, aunque tenemos que reconocer que lo extremo de la preparación, llevada a cabo por la gente de FAB Designs, provocará más críticas negativas que otra cosa. Eso sí, a su dueño le gusta...

Como ya hemos comentado alguna vez, el poder acceder a vehículos de muy alto rango hace que para los dueños entre en juego una variable que el resto de los mortales no tenemos tan en cuenta. Se trata del deseo de exclusividad. Por su no fuese lo suficientemente distinguido el poder comprar un coche que cueste seis cifras, los hay que necesitan dar un paso más en ese sentido, aunque el resultado sea dantesco. Es lo que le ha pasado al dueño del Mercedes SLR McLaren que protagoniza este texto. Tras pasar por las manos de FAB Designs, ha pasado de ser uno de los deportivos más impresionantes de la historia a un auténtico despropósito. Y si no, observa el siguiente vídeo.

Desire, así se llama la creación que acabas de ver. Llamativa es, desde luego, pero lo cierto es que cualquier atisbo de la elegancia del modelo original ha pasado a mejor vida. Y todo ello gracias a la instalación de un kit aerodinámico que no ha tenido miedo de recargar el coche hasta límites más propios de una reunión 'poligonera'. Sí, las llantas de gran tamaño y acabado plateado también eran necesarias según la gente de FAB Designs.

No te pierdas: Así ha evolucionado McLaren a lo largo de su historia

Al menos este Mercedes SLR McLaren tiene una parte positiva, y es que también ha visto como se ha modificado su motor para obtener algo más de rendimiento, algo que siempre gusta. De los 626 CV y 780 Nm originales se ha pasado a 750 CV y 1.080 Nm, unas cifras de impresión que nos permitirán acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,6 segundos, además de alcanzar una velocidad máxima de 310 km/h. Números de auténtico Fórmula 1.

De nuevo queda demostrado que esa frase de 'para gustos, los colores' es totalmente cierta. La mayoría de nosotros habrá puesto al ver este Mercedes la misma cara que cuando nuestra madre nos ponía verdura para comer de pequeños, ¿verdad? Pues como en aquella época había niños que disfrutaban con este tipo de comida, a día de hoy seguro que hay alguien que ve en este deportivo una obra de arte.

Lecturas recomendadas