Skip to main content

Noticia

Este es el Durango Hellcat que Dodge no quiere fabricar

Dodge Durango Hellcat

Ya que la marca no lo produce, una mujer acudió a un preparador para tunear el R/T de su marido y hacerle un regalo sorpresa.

La familia Dodge está llena de niveles de potencia y acabados cada vez más salvajes que dejan muy clara cuál es la jerarquía dentro de todos los modelos. Con permiso del Demon, al que excluimos por su exclusividad, el mandamás es el Hellcat. Por desgracia, Dodge no lo ofrece para todos sus coches, lo cual se convirtió en un problema para la dueña de un Durango de 2012, que quería sorprender a su marido potenciando su todocamino. Dado que la marca no le daba lo que necesitaba, se fue a buscarlo fuera.

VÍDEO: ¡Imposible! Un Dodge Durango SRT quemando las cuatro ruedas

El elegido fue Plum Floored Creations, un taller aftermarket afincado en Phoenix que está especializado en componentes MOPAR. Aún con su complicación, en principio se trataba de una operación sencilla: un intercambio de motor. Sin embargo, al tratarse de una unidad previa a la actualización de 2014, el Durango mantenía la antigua configuración de la centralita además de la caja de cambios automática de cinco relaciones, lo que hizo que el proceso fuera algo más difícil.

Lo primero fue quitar el motor original y reemplazarlo por el bloque 6.2 V8 Hellcat sobrealimentado, pero también fue necesario eliminar el compresor de 2,3 litros y sustituirlo por uno de 2,9 firmado por Whipple que, eso sí, es compatible con el software de la ECU de serie. El siguiente paso fue cambiar la caja de cambios por una ATS Stage 3 automática de seis velocidades. El resultado es una potencia final de 707 CV que hacen del modelo una auténtica bestia que pasará desapercibida a primera vista…

… pero no al oído: también han sustituido el sistema de escape original por uno específico con dos salidas de escape de 5 pulgadas de diámetro cada una. Y dado el aumento considerable de potencia que ha experimentado el Durango, lleva instalados unos frenos Brembo con pinzas de seis pistones en el eje delantero y de cuatro en el trasero.

Fuente: Carscoops.

Y además