Skip to main content

Noticia

La espectacular colección de coches de Jenson Button

Jenson Button sustituirá a Fernando Alonso en Mónaco
Por dinero no será.

No todos los pilotos del mundo son unos petrolheads de cuidado, aunque sí es una práctica que suele estar extendida. Al final, tener un coche nuevo que gire las miradas de todos los que lo ven por la calle no tendría por qué ser una de las pasiones de gente como Jenson Button. Al fin y al cabo, un piloto que ha pasado por tantas competiciones estará 'harto' de coches que corren y poco podrá sorprenderle. Sin embargo, el británico es una excepción (o no tanto), y tiene un garaje que es la envidia de cualquiera. Para muestra un botón: estos son los coches de Jenson Button.

La colección de coches de Jenson Button

Una vez, el ex piloto de automovilismo Damon Hill dijo que entre sus coches particulares no necesitaba emoción o motivación alguna. Sus palabras exactas fueron que en el día a día "no necesitas la emoción, tan solo quieres algo práctico con lo que moverte de un sitio a otro". Gracias a Dios, o a cualquier poderoso ente, el caso de Jenson Button es completamente el contrario. No es el único que piensa así, pero la colección de coches de Jenson Button sí que es una de las mejores que conocemos.

Conviene empezar diciendo que no solo son superdeportivos locos y muy caros, actuales o de otra época, con los que presumir en su perfil de Instagram o de cualquier otra red social. Además, cabe hacer algún que otro apunte sobre su carrera. Estuvo compitiendo durante 18 años en la Fórmula 1, debutando en el 2000 con Williams. Más tarde cambió a Benetton y luego se fue a British American Racing en 2003. Con ellos se llevó el tercer puesto del campeonato de pilotos y más tarde siguió ligado a este equipo, cuando se convirtieron en Honda en 2006 y en Brawn GP después. Con ellos fue con quien ganó el título de la F1.

Opel Vectra

La cuestión es que Button, uno de los personajes más extravagantes de la Fórmula 1 moderna, tuvo un cariño especial por los coches desde bien pequeño. En una entrevista con los compañeros de Top Gear habló en términos muy afectivos de su primer coche, un Vauxhall Cavalier de 2.0 litros (lo que aquí conocemos como un Opel Vectra). Un coche que se pagó con un premio de 2.000 libras esterlinas conseguido en las carreras de karts y al que posteriormente añadió un equipo de audio, unas llantas de 17 pulgadas y una suspensión firmada por Sachs.

Según el propio Button, "era un coche que tenía muy buen manejo y después se convirtió en un estupendo utilitario". Sin embargo, por muy bueno que le hubiese salido, a partir de ahí las cosas mejoraron ostensiblemente en lo económico. Y es que su presupuesto seguro que le da para cualquier superdeportivo... ¡Ya nos gustaría a nosotros!

Y además