Skip to main content

Noticia

Motos

Alucina: el escape de la MotoGP de Valentino Rossi puede ser tuyo

lujo coleccion motogp

Eso sí, no se lo podrás colocar a tu X-Max 125, sino más bien usarlo como escultura sobre el recibidor.

El escape de la MotoGP de Valentino Rossi en la temporada 2011 puede ser la pieza escultórica que tu salón ‘petrolhead’ está pidiendo a gritos. Hablamos del escape de la Ducati que pilotó el genio italiano en la temporada 2011, una joya de la ingeniería de competición fabricado en titanio y que se entrega en una placa conmemorativa ideal para fans de Valentino Rossi.

No te lo pierdas: el día que Valentino Rossi perdió los papeles

Y es que tener el escape exacto de un campeón del mundo de MotoGP en tu casa es algo realmente molón. No es la primera vez que vemos la pieza de un coche o una moto en forma de pieza de colección, por ejemplo una mesa de café hecha con un bloque motor de BMW: a continuación tienes una galería donde puedes ver otros usos curiosos para crear una mesa con piezas de coches. 

 

 

Sé que muchos de vosotros preferiríais un escape de verdad para vuestra montura, pero no hay que negar que para un fan de Valentino Rossi esta pieza es excepcional. Eso sí, no es nada barato: este escape de titanio está a la venta en la tienda de demongrandprix.com por un precio que parte en las 2.450 libras esterlinas, algo más de 2.700 euros al cambio.

Ahora bien, la pregunta del millón: ¿vale la pena pagar algo así? Al contar con certificado de autenticidad, esta pieza puede ser interesante también como pieza para invertir, ya que puede ser interesante tanto para seguidores de Rossi (que hay muchos) así como coleccionistas de todo tipo de artículos relacionados con los deportes del motor. También resultará interesante para amantes de la ingeniería y de objetos industriales. 

Lo que está claro es que mola y mucho: llegar a una casa y tener un escape de MotoGP sobre un mueble es dejar muy claro qué corre por tus venas. ¡Gasolina!

Foto y anuncio: Demongrandprix.com 

Lecturas recomendadas