Skip to main content

Noticia

F1

El equipo Force India agoniza a la espera de un salvador

Force India

Solo una inversión millonaria puede evitar el cierre de Force India, una escudería que en los últimos años ha sido la principal alternativa a Ferrari, Red Bull y Mercedes.

El equipo Force India, cuarto clasificado en la Fórmula 1 en los dos últimos años, se encuentra en la situación más delicada en la que nunca han estado: han entrado en concurso de acreedores. Deben encontrar un comprador tan pronto como sea posible o estarán abocados a la desaparición.

VÍDEO: Claves del GP Hungría F1 2018

Hay situaciones que duelen especialmente a quienes seguimos la Fórmula 1 y una de ellas es cuando un equipo de Fórmula 1 ‘agoniza’. Esto nos puede privar de dos coches en la competición, de ver a talentosos pilotos dar lo mejor de sí mismos sobre la pista y deja al campeonato un huérfano. En los últimos años vimos como HRT, Manor o Caterham echaron el cierre y ahora el equipo Force India‘agoniza a la espera de un salvador.

Force India, equipo que llegó a la Fórmula 1 en 2008 tras comprar el empresario Vijay Mallya la extinta Spyker, ha pasado por enormes baches que le han dificultado la supervivencia en la categoría reina. Pero entre uno y otro, han sabido hacer las cosas bien, contratando a buenos técnicos, con buenos recursos y buenos pilotos.

Todo ello les ha llevado a estar, desde 2015, entre los cinco mejores equipos de la clasificación final de la F1. En 2016 y 2017 fueron la principal alternativa a Ferrari, Mercedes y Red Bull, y finalizaron cuartos. Esta temporada, a pesar de todo, son quintos.

Vijay Mallya, dueño de Force India, detenido

Un dueño perseguido por la justicia

La primera crisis dentro de Force India ya se ha normalizado. Vijay Mallya, fundador de la escudería, se encuentra perseguido por la justicia de su país por fraude y, por ello, no puede salir de Inglaterra. Esto, cómo no, afecta a la salud del equipo y el pasado mes de junio decidió dejar su puesto como director a su hijo, Siddarth, para que los daños fueran tan pequeños como pudieran.

El copropietario de Force India, Subrata Roy (dueño de la empresa Sahara), también está en la cárcel. Esto deja a la escudería en una delicada situación, más allá del asunto económico. No todo el mundo quiere asociarse con un equipo tan 'tocado' por asuntos de este tipo.

Otmar Szafnauer, director de operaciones del equipo, es quien ha tomado el mando de la complicada situación económica en la que se encuentra la escudería angloindia. Llevaba meses avisando de que necesitaban inversión para sobrevivir, pero ese dinero no ha llegado y en Hungría se ha producido lo que todos querían evitar: entrar en administración.

Sergio Pérez y Esteban ocon

Force India entra en concurso de acreedores

El equipo británico ha entrado en concurso de acreedores este fin de semana. El proceso, según fuentes de Gran Bretaña como RaceFans, se aceleró tras una denuncia realizada por una empresa afín a Sergio Pérez y su mánager, Julian Jakobi, a través de la que reclama una deuda de 4 millones de dólares.

Así mismo, se ha desvelado que Force India debe 10 millones de euros a Mercedes por el uso de sus motores. Otra empresa que se rumoreó que quiso comprar Force India en el pasado, Rich Energy, habría intentado invertir 30 millones de euros en un último momento para evitar la entrada en administración… pero habría sido rechazado, como ellos mismos desvelaron a través de Twitter.

La entrada en concurso de acreedores quiere decir que ahora un administrador será el encargado de vender el equipo o de vender los activos del mismo, con el objetivo de saldar las deudas.

Sergio Perez

Se especula con posibles compradores. De uno ya hemos hablado esta semana, Lawrence Stroll, padre de Lance, piloto de Williams. El otro sería el padre de Nikita Mazepin, actual piloto ruso de desarrollo de Force India. Sea quien sea, la salvación debe llegar lo antes posibles.

En el paddock de Hungría, donde el equipo se encuentra para competir este fin de semana en el gran premio, todo discurre con cierta normalidad en lo que al box se refiere. No tanto fuera de él, pues hay reuniones y Chase Carey, presidente de la F1, que se ha acercado para conocer qué está sucediendo.

Esperemos que el futuro de Force India sea diferente al de los tres últimos equipos que desaparecieron de la F1. No merecen acabar subastando, pieza a pieza, una escudería que ha sido capaz poner contra las cuerdas a media parrilla de la categoría reina.

Imagen: Sutton Motorsport

Lecturas recomendadas