Noticia

EN-V: la movilidad urbana del futuro según General Motors

Redacción Auto Bild

26/03/2010 - 13:04

Este concept combina electricidad y conectividad para acabar con los problemas del tráfico y la contaminación en las grandes ciudades. El EN-V es capaz de conducir de forma autónoma gracias a diferentes tecnologías de comunicación. Será expuesto en la Expo de Shanghái 2010.

General Motors y su socio estratégico Shanghai Automotive Industry Corp. Group (SAIC) proponen un cambio radical en el transporte urbano para evitar las consecuencias de la creciente urbanización (se prevé que antes del 2030 las áreas metropolitanas albergarán a más del 60% de los 8.000 millones de habitantes del planeta). Una de las soluciones que ofrecen es el EN-V (Electric Networked-Vehicle), un vehículo eléctrico de dos plazas diseñado para solucionar los problemas relacionados con la congestión del tráfico, el aparcamiento y la contaminación.
Inspirado en el P.U.M.A. (Personal Urban Mobility and Accessibility), un prototipo desarrollado conjuntamente por GM y Segway, el EN-V está creado en función de la velocidad y las distancias recorridas por los conductores urbanos de hoy en día. Mide cerca de un metro y medio de longitud, pesa menos de 500 kilogramos y tiene un radio de giro muy reducido. Todos estos aspectos hacen posible que se puedan aparcar hasta cinco concept donde sólo cabe un coche convencional.
Según General Motors, los tres modelos EN-V que se han presentado estos días en Shanghái representan características “que realzan la naturaleza del transporte del futuro”: Jiao (orgullo), Miao (magia) y Xiao (sonrisa). Cada uno de ellos luce un diseño exclusivo que demuestra la flexibilidad de la plataforma: sistema de apertura único, elegantes interiores y total innovación en cuanto a colores, iluminación y asientos. Su carrocería está realizada en fibra de carbono, mientras que el interior cuenta con un innovador diseño que ofrece la máxima visibilidad. 
El prototipo está propulsado por motores eléctricos colocados en las dos ruedas que, además de acelerar, controlan la frenada y la parada. Las baterías de iones de litio posibilitan la ausencia de emisiones contaminantes y ofrecen una autonomía mínima de 40 kilómetros. Una vez agotadas pueden recargarse directamente a través de la toma eléctrica doméstica (un sistema de comunicación con la red eléctrica determina el mejor momento para hacerlo en función del consumo general).
El EN-V cuenta además con un sistema que, gracias a la combinación del GPS con las tecnologías de comunicación entre vehículos y percepción de distancias, permite conducir de forma manual o autónoma. El segundo modo elige automáticamente la ruta más rápida en función de la información del tráfico obtenida en tiempo real. Además, crea una “red social” a través de las comunicaciones inalámbricas que los ocupantes del vehículo pueden utilizar para comunicarse con otras personas.

Es posible que esta unión de tecnología de los sentidos, comunicación inalámbrica y navegación por GPS sirva en el futuro como referencia para los sistemas avanzados de seguridad de los vehículos (la comunicación con otros coches y con la infraestructura podría reducir drásticamente los accidentes). Esto es posible gracias a una serie de cámaras y sensores que permiten “percibir” el entorno y reaccionar rápidamente ante obstáculos o cambios en las condiciones de conducción: a modo de ejemplo, el EN-V podría frenar y detenerse antes si un peatón se cruza ante él. “El vehículo de concepto EN-V representa un avance revolucionario en la investigación llevada a cabo por General Motors para hacer realidad la autonomía de los vehículos”, afirmó Alan Taub, vicepresidente global de Investigación y Desarrollo de General Motors.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches